Hoy descubrimos… Machi Koro Legacy

Nos ponemos en la piel de alcaldes que van a hacer prosperar sus ciudades. Y es que la tranquilidad que daba estar solo en la isla pronto se ve truncada por otras personas que quieren crear sus propias villas y ostentar el ansiado cargo en la alcaldía. No podemos permitir que esas nuevas ciudades sean mejor que la nuestra, así que a pelear por los mejores locales. Hoy descubrimos… Machi Koro Legacy

Autor: Rob Daviau, JR Honeycutt, Masao Suganuma

Arte: Noboru Hotta, Jason D. Kingsley, Stevo Torres

Editorial: Devir Iberia

Contenido de la caja:

NOTA: No se enseñan componentes que puedan estropear la experiencia Legacy.

En Machi Koro Legacy los jugadores se ponen en la piel de alcaldes al cargo de la creación y ampliación de sus ciudades. Para ello, deberán ir comprando los mejores locales, y que ellos reporten beneficios para poder seguir comprando otros.

Pero sería una descripción demasiado simplista y vacua para hablar de lo que es este juego. Así, vamos a ello.

Machi Koro Legacy es una vuelta de tuerca de lo que era Machi Koro, pero con un componente Legacy que hace que todo lo que hagas en una partida, tiene repercusión para las siguientes. Las mecánicas básicas de juego son como las del normal:

En el turno de un jugador, tira el dado, y en función del número que salga, el jugador activo mira si tiene locales en su ciudad que coincidan con ese valor. En el caso de que sea así, recibe los beneficios que diga la carta.

Puede ocurrir que un jugador tenga cartas que digan que si sale ese valor ganan el beneficio independientemente de quién sea el turno. Es cualquier caso, esta es la forma de ir consiguiendo más monedas que harán que los jugadores puedan ir adquiriendo más cartas de un mercado común.

La novedad que trae el juego es que los jugadores tendrán que construir unos puntos de interés general en su zona de juego, lo que hará que vayan teniendo unos beneficios conforme pasa la partida. Además, este es uno de los disparadores de final de partida, ya que una de las condiciones para acabar la partida es que un jugador tiene que haber construido estos puntos de interés.

Otro de los cambios, y el otro condicionante para terminar la partida, es que los jugadores tienen que aportar al punto de interés comunitario el valor total que marca la carta. En el momento en que ambas condiciones de final del partida se dan, se termina el juego.

Hay más novedades como la construcción de unas vías en el tablero principal que irá dando ciertas ventajas a los jugadores al principio de las partidas siguientes, así como unos círculos que se van marcando para recibir otros beneficios. De esto, poco puedo hablar porque rompería un poco la magia de la mecánica Legacy.

Al principio de cada partida hay un mazo Legacy que nos dirá cómo tenemos que preparar la partida y qué cartas tenemos que preparar. Porque es que cada partida va a ser diferente, y todo gracias a este mazo que va nos va diciendo que hacer con cada carta al finalizar y empezar la partida.

Por último, y no por ello menos importante, están las cajas que trae el juego, de las que poco puedo decir pues son cajas que iremos abriendo cuando así nos lo indique el mazo Legacy. Una suerte de sorpresas y variaciones que hacen la partida  diferente.

Opinión del juego:

Cabe decir que Machi Koro es un juego que me ha gustado siempre mucho. Un juego sencillo, de reglas muy fáciles de aprender y de explicar, y que se tarda muy poco en empezar a jugar.

En Machi Koro Legacy nos ponemos en la piel de unos alcaldes que van a intentar hacer que su ciudad sea la más próspera de la isla, y de manera que construyendo los locales más punteros, estos reporten los mejores beneficios para poder invertir en la propia ciudad, en puntos de interés personales, y en un punto de interés común a todo el mundo.

Esta versión del juego incluye unas cuantos aspectos que le dan una vuelta de tuerca al juego que ya todos conocíamos. En este título se introducen los puntos de interés, que además de tenerlos que desbloquear para poder optar a ganar la partida, nos van a dar ciertos beneficios durante la partida.

También se han incluido mecánicas para que el tablero personal de los jugadores se vayan haciendo más asimétricos conforme avanzan las partidas: los jugadores podrán empezar con cartas de edificios dientes, podrán ir recorriendo y marcando una montaña para obtener beneficios permanentes de Setup de la partida, etc.

Como comentábamos, es un giro de tuerca que le da un lavado de cara que se agradece. Además, como buen juego Legacy, las sorpresas están garantizadas, y eso lo van a aportar, entre otras cosas, las cajas que iremos abriendo conforme el mazo Legacy lo vaya indicando. No sabemos qué contiene, pero esa esa la gracia que tiene esto: la sorpresa y el querer ser el jugador que abra la caja. Porque no nos engañemos, eso siempre da gustito.

Como siempre, una de las cosas que más nos gusta es la interacción y el azar que dan los dados, y que puedas dar beneficios al resto de jugadores en determinadas cartas cuando se lancen los dados. Esta mecánica es totalmente maravillosa y amable porque puede que incluso cuando no sea tu turno, puedas tener la oportunidad de seguir haciendo cosas y que no genere una frustración excesiva si en tu turno no no sacas los valores de los dados que necesitas.

Juego que, a diferencia del clásico, viene en caja grande tamaño Catan. Es cierto que ocupa más que el otro, pero quedará perfecto en nuestra estantería. Una producción con un arte muy agradable, y que invita a jugar y jugar ya que la campaña se juega rapidísima, y es que una vez lo despliegas, es difícil jugar solo una.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.