Labyrinth: Expansiones

Hace unos días hacíamos la reseña de Labyrinth: The War on Terror, 2001 – ? un excelente juego que reproducía el conflicto mundial de la guerra del miedo. Un conflicto que tuvo su mayor repercusión con la caída de las torres gemelas de New York, a partir de entonces cambió el panorama económico, social y político del mundo. A fecha de hoy, tenemos protocolos que ya aceptamos como normalidad y que son repercusiones directas de las acciones de inteligencia, bélica y de prensa. Los ciudadanos del mundo libre estamos cada día un poco más controlados. Paranoias conspiratorias aparte, en este artículo vamos analizar ambas expansiones para este excelente juego.

Ya os avanzo es que si tenéis el CORE o pensáis comprarlo os recomiendo que compréis ambas expansiones, no sólo aportan nuevas reglas y excelentes escenarios, sino que reproducen el conflicto con los efectos que han ido sucediendo a lo largo de todo este tiempo. El juego transmite la sensación de acoso y derribo por ambas partes del conflicto y gracias a su primera expansión aportan la posibilidad de un tercer jugador: el tablero. Las dos expansiones son indispensables.

 

Labyrinth: The Awakening, 2010 – ?


Esta primera expansión recoge los acontecimientos desde el dos mil diez hasta aproximadamente dos mil quince. En ella nos encontramos un efecto decisivo que causó un cambio social y político en el mundo y más concretamente las conocidas como «primaveras árabes» en la que millones de personas salieron de sus casas para manifestarse a favor de la democracia y los derechos sociales, tan recortados en sus países. Todo comenzó con un acto de violencia, cuando un comerciante fue despojado por parte de la policía de sus medios de vida. En protesta, Mohamed Bouazizi se quitó la vida. Ese fue el detonante para que Túnez se levantara en protesta y, en consecuencia, se produjo una reacción en cadena en el resto de países que fue desde marruecos hasta oriente próximo. En mayor o menor medida, el mundo reaccionó.

Imagen de maxcorwyn

Esta expansión recoge estos acotamientos y los plasma sobre el tablero, haciendo que este también entre en juego. Ahora no sólo hay dos facciones enfrentadas, sino que el tablero es un ente vivo que irá reaccionando y moviendo el estado de los gobiernos, dependiendo de que tan influenciado esté, hacia un gobierno Bueno hasta un Estado Islámico. Este automatismo provoca que el mundo trabaje para uno de los dos bandos, pudiendo alimentar a los países que se encuentran en movimiento, para ejercer una mayor presión al cambio.

Con dos tokens se controlará el marcador de manifestación, ya sea Awakening, el despertar del pueblo hacia una democracia o Reaction, el pueblo con preferencia de Estado Islámico. A mayor cantidad de contadores de uno u otro lado, el gobierno irá cediendo hacia esa posición y a medida que vaya cediendo, los contadores irán bajando para manifestar el acuerdo de la revolución al compás del cambio. En algunos países la manifestación se trasladó a una guerra civil: Libia, Siria, Iraq y Yemen. Esta expansión, también refleja esa situación.

Cuando un país entra en guerra civil, sus marcadores de manifestación se convierten las células yihadistas o en milicia armada, que al final de cada ronda de mano, entraran en batalla, haciendo disminuir sus efectivos. La guerra civil sólo terminará cuando el gobierne llegue a uno de los estados extremos: Estado Islámico o un gobierno Bueno. Una forma de reglejar la necesidad del cambio y los problemas internos de su población. Nuevas fichas de madera azules harán las veces de milicia, que ayudará a las tropas estadounidenses a implantar la paz.

Imagen de Prinz Jaggar

Aparecen los califatos. Países en régimen de cambio, con guerras civiles o estados islámicos que darán un punto de victoria extra al jugador yihadista, establecer un califato permite subir el Funding del jugador yihadista. Su efecto se irá expandiendo en cada país vecino, lo que provocará que ciertos eventos no puedan jugarse en los países con califato, limitando la mano estadounidense. Para ponerlo más complicado, esta expansión incorpora cinco piezas más yihadistas que podrán entrar en juego por evento, dándole más fuerzas al yihadista para expandir su terror.

Esta expansión da mucha más vida al juego, hay que aprovechar el movimiento del tablero para forzar los cambios en el sistema de gobierno y que estos se puedan mover solos, mientras tú te concentras en otras partes del tablero dónde realmente tienes los planes. Para reflejar estos momentos en la finalización de turno existen dos fases, la de polarización y la de convergencia, que permite activar los indicadores de Awakening y Reaction, además de ejecutarse las batallas en los países con guerra civil. El sistema ha mejorado sustancialmente con estos nuevos ingredientes, reflejando de una manera espectacular el conflicto.

Esta expansión puede jugarse en solitario, es decir cambiando el mazo principal de Labyrinth, por el mazo de la expansión o en modalidad de campaña, jugando el mazo principal y un segundo mazo con esta expansión. De esta forma se amplía el escenario del conflicto desde el 2001 al 2010 y se ve como va evolucionando el mundo.

 

Labyrinth: The Forever War 2015 – ?


Este año dos mil veinte ha sido publicada la segunda expansión, donde recoge los acontecimientos sucedidos desde el dos mil quince, hasta el dos mil veinte. Nuevas cartas y escenarios para jugar y de nuevo el modo campaña, que permitirá volver hacer historia, jugando los tres mazos seguidos para cubrir los veinte años de historia de conflicto.

Imagen de oi_you_nutter

En esta nueva expansión, sólo aporta nuevos tokens con eventos recientes. La mecánica continúa siendo la mezcla del core más la primera expansión. Pero para esta expansión hay añadidas pequeñas reglas que permiten reflejar más fielmente el conflicto. Hay cartas que hacen referencia a cartas del core o de la primera expansión, expresando así un modo campaña.

Cuando juegas sólo con esta expansión, te das cuenta que aún hay detalles de la primera expansión y las revueltas han perdido toda su fuerza. Ahora vuelve a tomar un aroma al juego original. Hay más batallas por el mapa, más peleas estirando la cuerda. El primer escenario: Fall of ISIL ya comienza fuerte con dos califatos y guerras civiles.

Lo interesante de esta expansión es jugarla después de la anterior o en modo campaña para explorar el conflicto en el mundo. Después de la primera aproximación con el CORE y el cambio en Awakening, Forever War calma las revoluciones, pero regresa a la dureza de las batallas. En esta expansión encontraremos los atentandos más recientes en la historia, como son el ataque a la ciudad de Barcelona o los atentados en París. Aunque sea un juego de mesa de simulación, no deja de ser emocional teniendo los acontecimientos de la historia tan reciente, al menos desde el punto de vista civil y occidental, pues muchos reconocerán más eventos que conciernen a su marco más cercano.

Esperemos por el bien del mundo, que esta sea la última expansión de este magnifico juego. Aunque su autor ya ha indicado que seguirá recogiendo los eventos que ocurran en el mundo para posibles nuevas expansiones y para regocijo de sus fans, para el mundo puede ser realmente cruel lo que pueda pasar en el transcurso de estos cinco años de vigilia.

 

Labyrinth: The Awakening, 2010 – ?Labyrinth: The Forever War 2015 – ?
Autor: Trevor Bender

Editorial:: GMT Games

Autor: Trevor Bender

Editoral: GMTGames

Laby3

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.