Hoy descubrimos… Museum

«Como director de uno de los mayores museos nos vemos en la obligación de conseguir las mejores obras de arte que podemos expol… es decir, que podemos conseguir. Corren voces de que alrededor del mundo hay grandes reliquias que todos los mecenas quieren ver. Es hora de salir a las calles y ver las maravillas. Hoy descubrimos… Museum.»

Autor: Éric Dubus, Olivier Melison

Arte: Vincent Dutrait

Editorial: Devir Iberia

Contenido de la caja:

En Museum nos convertimos en directores de museos que intentarán traer las mejores obras y reliquias de todas las civilizaciones para atraer a la mayor cantidad de público y conseguir así ser el mayor reputado museo del mundo.

Cada uno de los jugadores cuenta con un tablero de museo donde irá colocando las cartas de reliquias. Entre la disposición de los pasillos del edificio veremos que hay una zona coloreada la cual representa un espacio privilegiado donde exponer la colección principal. Así pues, si conseguimos llenar esa zona con una colección, tendremos una tanda de puntos extra.

El turno de juego del jugador activo se compone de dos fases: la Fase de Exploración y la Fase de Acción.

Fase de Exploración:

Durante esta fase el jugador activo puede coger una carta de reliquia de cualquier continente de las que están disponibles en el tablero principal. Esta carta no tiene coste para cogerla pero la acción es obligatoria.

Una vez hecho esto, los demás jugadores por orden de turno tienen derecho a coger una carta también si quisieran. Si decidiesen hacerlo, tendrán que darle al jugador activo una ficha de prestigio.

Fase de Acción:

En esta fase, el jugador activo debe elegir entre dos acciones disponibles: Renovar su Museo o Hacer un Inventario.

  • Renovar su Museo:

El jugador puede colocar cartas en su museo pagando el coste que tienen la carta en la parte superior izquierda con cartas de su mano y/o con puntos de prestigio. Las cartas que que compra las coloca en su museo de forma que pueda hacer colecciones (término en el que profundizaremos más adelante) pero las cartas con las que pague las colocará en su mazo de descarte (al que el juego llama Depósito).

Las cartas que se compran para colocar en el museo se pueden comprar de la mano del mismo jugador, de la zona de descartes del mismo jugador, o de la zona de descarte de otro jugador. En este último caso, los jugadores deberán pagar los puntos de prestigio al jugador del que coge las reliquias y poner las cartas de pago en la zona de descartes del otro jugador.

  • Hacer un inventario

Si el jugador tiene pocas cartas, puede decidir cartas de su zona de descarte hasta tener en su mano un máximo de 7. Esta zona de descarte de cada jugador realmente representa el almacén de un museo, por lo que las reliquias que se recuperen de ahí serán para volverlas a exponer

Durante el turno del jugador activo, este puede realizar 2 acciones más, que son jugar cartas de patrocinio y contratar expertos. Las cartas de patrocinio son cartas que otorgan beneficios al jugador (generalmente inmediatos), y las cartas de experto son cartas que nos ayudarán generalmente para la puntuación al final de la partida.

Pero no todo es bueno y fácil en Museum. Cada turno, los jugadores roban una carta de titular, lo que hará que sucedan eventos que generalmente serán negativos (aunque no siempre) para los jugadores. Estos eventos pueden hacer que el tamaño máximo de la mano varíe, o que el mercado de uno de los continentes se cierre, o incluso que ese turno, un continente exporte más reliquias y aumente a 3 el número de cartas disponibles.

Por otro lado, hay unas cartas que van saliendo en los mazos de los continentes que se llaman Cartas de Opinión Pública, y representan las habladurías de la gente cuchicheando acerca de que se está expoliando demasiado un continente. Cada vez que se desvele una de estas cartas, se colocará una ficha de opinión publica en su correspondiente continente lo que hará que al final de la partida se cuenten puntos negativos por cada carta en el depósito de ese continente.

El hecho de que un jugador adquiera una carta o no viene determinado por si puede ir formando colecciones. Las colecciones en Museum son de 2 tipos: de civilización y de ámbito. Las de civilización vienen definidas por el color de la carta, y en función del número de cartas adyacentes que posea un jugador en su museo tendrá una puntuación.

Y lo mismo pasa con las colecciones por ámbito, que es el icono que viene en ala parte superior derecha de la carta de reliquia.

Pero entonces, ¿qué da puntos en Museum? Los jugadores puntúan por:

  • cada carta colocada en el museo
  • puntos de prestigio al final de la partida
  • colecciones de ámbito y de civilización
  • cartas de mecenas
  • cartas posicionadas en el museo

Al final de la partida, el jugador con más puntos se convertirá en el director de museo más reputado de la época.

Opinión del juego:

Museum es un juego donde deberemos ir comprando cartas de reliquias y colocándolas en nuestro museo particular. Estas cartas las adquiriremos de un mercado común sin coste alguno (solo para el jugador inicial), y las colocaremos en nuestro tablero pagando el coste en cartas y/o puntos de prestigio.

Inicialmente aqui ya hay dos conceptos muy interesantes desde un punto de vista de la interacción. El jugador activo coge cartas sin coste, pero los demás jugadores que quieran hacerlo en un turno que no es el suyo, deberán pagar un punto de prestigio (de la reserva general) al jugador activo, por lo que aquí es donde encontramos la primera decisión. ¿Cogemos esa carta que necesitamos aún sabiendo que le vamos a regalar un punto a otro jugador, o por el contrario, la dejamos pasar y que la pueda coger otro jugador? Habrá que valorar que es lo más favorable para nosotros.

Y también el hecho de que las cartas que vamos descartando en el depósito a modo de pago sean cartas susceptibles de ser compradas por (nosotros mismos) o por otro jugador y nos las arrebate así de esa manera. No es fácil tomar esas dos decisiones, pues en ambas podemos beneficiar al resto de jugadores.

Algo muy muy interesaste y que nos llama mucho la atención es que los museos de los jugadores son vistos, y esto hace que podamos ir valorando actuaciones en función del beneficio que vamos a poder generar en los demás jugadores. Me parece un ejercicio de cálculo estratégico muy divertido y que aporta profundidad al juego.

En cuanto al tema de las colecciones, pues no es lo más destacable del juego. Quiero decir, 2 tipos de colecciones a tener en cuenta: por color y símbolo. Eso se quedaría ahí sin más, si no entrara en juego el posicionamiento de las cartas en el museo. Es decir, no vale solo con poseer las cartas para hacer colecciones, si no que también debemos tener en cuenta la colocación de las mismas, pues no serán cartas de una misma colección si no son cartas adyacentes. Otro punto más en la profundidad del juego.

En cuanto a la edición, el juego es prácticamente perfecto porque el arte es maravilloso, el juego puesto en mesa queda precioso y las calidades son muy buenas. Hecho de menos que el tablero de museo de cada jugador sea de un ramaje un poco mayor o simplemente que haya sido de cartón. Pero es un detalle sin importancia porque la función que debe realizar la hace sin problemas.

En definitiva, Museum es un juego de peso medio en el que para jugar hace falta muy poca explicación porque es relativamente sencillo, pero que para poder llevar adelante toda la estrategia para coger las mejores cartas, pagar o no pagar en el momento adecuado, pagar con una buena carta para (intentar) recuperarla después, etc. hace que sea un juego muy divertido y que te rompe la cabeza. Y todo esto lo hace de manera elegante en una partida con un tiempo medio de juego de una hora más o menos, ya que el juego termina cuando un jugador alcanza los 50 puntos.

Un título totalmente recomendable y que una vez quemado, se reinventa gracias a las expansiones que tiene y que en breve saldrán en castellano.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.