Hoy descubrimos… Lanzeloth

Todo el reino se ha juntado para ver el mejor torneo entre los caballeros más valerosos y que derrochen tamaña gallardía a lomos de su corcel para… para… que carajo! Para mostrar sus mejores armaduras, las mas bonitas y duras y ser así los ganadores absolutos. Nadie dijo que estuviese reñida la belleza de la moda con la Edad Media. Hoy descubrimos… Lanzeloth.

Autor: Michael Loth

Arte: Alba Aragón

Editorial: Game 4 Gamers

Contenido de la caja:

En Lanzeloth los jugadores deberán conseguir las mejores piezas de armadura para que, sumando los valores de el valor más alto. Las piezas, y por supuesto las cartas que las representan, son de casco, coraza, lanza, escudo y botas. Estas son las piezas que formarán la armadura de cada caballero.

En el turno de un jugador, este deberá coger una carta del mazo de robo o del mazo de descarte (en el caso de que interese) para cambiar esa carta por una de las que tengas en tu haber. Cada una de las cartas tiene un valor y hay que intentar tener las cartas con mayor valor para, como decíamos al principio, tener el mayor valor total de armadura.

Además, las cartas pueden tener también unas acciones que el jugador puede ejecutar en lugar de usar la carta como armadura. Estas acciones van desde mirar una carta de su propia armadura, de la de un rival, intercambiarla con los demás jugadores, entre otras cosas.

Cada jugador tiene además una carta de caballo que le da un modificador al final del torneo. Lo que aportan los caballos puede ser ganar un trofeo más, o perder uno, etc. Estos caballos también pueden ser intercambiados por las acciones de las armaduras durante el torneo, con lo que no es algo fijo y de lo que no haya que estar alerta.

En el momento en que un jugador colocar su caballo frente a su caballero indica que considera que su armadura es lo suficiente potente como para poder ser evaluada frente al resto, y los demás jugadores deberán acabar su ronda antes de la puntuación final, que se puede hacer de dos formas: asignar trofeos en función de quien es primero, segundo y así sucesivamente, o bien la diferente de puntos entre el primero y el segundo se otorga en puntos.

Al finalizar varios torneos y llegar a un número determinado de trofeos, se termina la partida.

Opinión del juego:

Lanzeloth es un juego en el que deberemos conseguir las mejores cartas de pieza de armadura para poder conseguir la mayor cantidad de trofeos posibles en cada torneo. Hay un punto en el que tendremos que farolear y… bueno, eso ahora lo contamos.

Inicialmente es un juego con 2 reglas muy sencillas y unas acciones que hay que saber ejecutar y jugar en el momento que más convenga. La idea de que las piezas vayan saliendo de una pila y que desde el inicio cada jugador no sepa cuales son las cartas que tiene, le da un punto de forzar la suerte bastante importante. Conforme el juego va rodando interviene la memoria, porque los jugadores deben ir recordando los valores que tienen las cartas que tiene.

Ojo, que descartar una de las cartas también puede ser un drama porque esa carta la puede recuperar otro jugador y usar la acción que tiene para fastidiarnos, con lo que la idea hay que pensarla un poco antes de ejecutarla.

El hecho de que los jugadores puedan utilizar acciones para ver sus cartas de manera oculta o incluso las de los demás jugadores, aporta un punto de faroleo entre los integrantes de la partida. ¿Será el momento de acabar la ronda?¿Querrá robarme mi casco porque el suyo es peor? Nunca se sabe.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.