Hoy descubrimos… Paleo

Que dura es la Edad de Piedra y cuantas pruebas y penurias hay que pasar en comunidad. La gente tiene que trabajar junta para sobrevivir y aguantar un dia más. Coger comida, utensilios, cazar, fabricar… todo sea por sobrevivir. Hoy descubrimos… Paleo.

Autor: Peter Rustemeyer

Arte: Dominik Mayer

Editorial: Devir Iberia

Contenido de la caja:

Paleo es un juego cooperativo donde cada jugador llevará un grupo de personas que tendrán que colaborar entre ellos para superar el dia a dia en la Edad de Piedra. En esta ocasión, y como el juego tiene elementos que sorprenden al jugador vamos a intentar no desvelar ni arruinar la experiencia de juego.

Básicamente el juego tiene dos fases claramente diferenciadas en la ronda: la fase de dia y la fase de noche. En la primera todos los jugadores jugarán las cartas de su mazo y tendrán que ir superando las acciones que allí se piden. En la fase de noche, deberán enfrentarse a los problemas tiene ese partida o las consecuencias serán bastante adversas.

Fase de Dia:

Como decía, en esta fase los jugadores van a seleccionar una carta de las 3 primeras de su mazo y ponerla delante de ellos bocabajo. Cuando todos los jugadores han hecho lo mismo, todos a la vez la revelan y las van resolviendo en el orden que quieran. Esto se va a repetir una y otra vez hasta que todos los mazos de los jugadores se han acabado, lo que dará pie a la fase de noche.

Ls cartas que hay en el mazo pueden ser de muchos tipos, lo que se ve reflejado en el dorso de las mismas.

Cada tipo de carta puede dar unos u otras cosas, y esa pista nos la dan en uno de los tableros. Es importante saber decidir lo que posiblemente nos pueda dar una carta antes de elegirla y tomar la decisión correcta en función de las necesidades de la partida en ese momento.

Por norma general, cuando a un jugador le toca resolver su carta puede hacer una de las 3 cosas: resolverla, descartarla y apoyar a otro jugador, o bien no hacer nada.

Si decide ayudar a otro jugador, simplemente descartaba carta y apoya con sus recursos y habilidades a la resolución de otro jugador. Por otro lado, si decide no hacer nada, simplemente descarta la carta bocarriba y punto.

Finalmente, si decide resolverla, se fija en las pruebas que tiene la carta y las recompensas que tiene. Puede ser que una carta tenga más de una acción para escoger, y una vez elegida, si tiene todos los recursos y habilidades que pide, podrá obtener la recompensa que se pide en la parte derecha.

Las recompensas pueden ir desde la obtención de recursos como la piedra, madera o comida, o recursos manufacturados, o habilidades, cartas, etc…

En el caso de cartas, pueden ser nuevos personajes, o ideas o sueños. Los personajes serán nuevos humanos que sumaremos a nuestra tribu. Los personajes son cartas que tienen habilidades y que pueden otorgar artefactos. Además, tienen puntos de vida que se irán consumiendo conforme vayan adquiriendo puntos de daño. En el caso de que llegue al máximo, nuestra carta de personaje muere y va al cementerio.

También pueden ser de Ideas o de Sueños. Las cartas de sueño suelen traer cosas positivas que no enseñaré, insisto, por no desvelar sorpresas. las cartas de Ideas son cartas que tendremos disponibles en nuestro taller y que nos permitirá la construcción de nuevas herramientas cuando, por ejemplo, tengamos la opción de fabricar en las opciones de resolución de una carta.

Hay muchos más tipos de cartas que, por ejemplo, en el momento del descarte otorgan daño directo, o bien tienen un animal en el dorso. Esto quiere decir que aparte de ser del tipo que toque, puede contener alguna sorpresa mas. Insisto, esto es una de las maravillas de este juego, el efecto sorpresa.

Como decía previamente, en el momento en que todos los jugadores han jugado sus mazos de cartas, o bien han decidido ir a dormir y se han puesto en los mazos de descarte bocarriba o bocabajo, y en el cementerio, se pasa a la fase de noche.

Fase de Noche:

Es oscura noche cerrada, y los peligros acechan. Lo primero de todo es dar de comer a nuestros personajes con una pieza de comida por cada uno de los que queden vivos en la partida. Además, los jugadores deberán enfrentarse a las cartas que tienen en ese tablero. Si no pueden hacer frente a los requisitos de cada carta, deberán sufrir las penalizaciones.

El juego termina de manera positiva o negativa cuando los jugadores llegan a conseguir 5 calaveras, en cuyo caso todos los jugadores habrán perdido la partida. Por el contrario, si por el efecto de las cartas los jugadores consiguen reunir las 5 piezas de pintura rupestre, habrán ganado la partida.

Opinión del juego:

Paleo es un juego cooperativo donde hay que intentar sobrevivir dia a dia hasta conseguir desencadenar el final de la partida que se da cuando se obtiene toda la pintura rupestre al completo. Dentro de esa estética tan amigable y desenfadada se esconde un juego de decisiones continuas y dramas continuos que van a hacer que los jugadores tengan que cooperar una y otra vez para llegar a buen termino.

Y esto es una de las grandes cosas del juego, la toma de decisiones. Tengo que decir que con Paleo me equivoqué al principio. La primera toma de contacto con el juego fue con su caja y su reverso, y pensé que sería un juego simplón y entretenido para (solamente) jugar con los pequeños de la casa, pero una vez lees el manual no pude mas que ver lo equivocado que estaba en mi valoración superficial inicial.

Paleo es un juego de tensión continua, de decisiones que afectan individualmente y conjuntamente a todo el equipo. No se puede tomar a la ligera por ejemplo la obtención de recursos o la decisión de que acción llevar a cabo en una carta porque hay que tomar como variables los requisitos de la fase de noche, o bien las cartas que van a activar los demás jugadores, o el nivel de comida que tenemos en ese momento, o un sinfín de cosas más.

Todo está muy bien hilado puesto que los artefactos que vayamos a tener disponibles dependen de la obtención previa de haber tenido la idea necesaria para hacerlo.

Por otro lado, todas las cartas de acción, para mi gusto, están bien tematizadas en el sentido de que necesitaremos fuerza o destreza o visión para unas acciones en las que en la vida real se necesitarían de esa misma habilidad, y eso es una cosa que me mete en el tema de manera irremediable.

Si, el tema, ese gran componente de los juegos de mesa. Yo, para quién me sigá, soy un gran apasionado del tema  en lo juegos, y en Paleo creo que han acertado totalmente, hasta el punto que genera tensión el simple hecho de que llegue la noche y ver que todavía no tienes lo necesario para evitar la penalización.

Es un juego que puede abrumar en cuanto a la iconografía y con el cual tuve algún problema al enfrentarme al manual la primera vez. Es de esos que he necesitado una segunda lectura después de ver algún video para afianzar algún concepto, ya que hay aspectos que no se ven hasta que no incluyes ciertos módulos.

Los módulos, ese gran aliado del juego. Paleo trae muchísimos módulos que se pueden ir añadiendo en función del nivel de dificultad que queramos poner. Toda la construcción de los mazos puede resultar engorroso, pero sinceramente no trae ningún tipo de complejidad y viene perfectamente explicado en el manual adicional.

En definitiva, un gran juego que nos va a dar muchísimas posibilidades, una gran rejugabilidad y que ofrece sorpresas continuas dado que hay muchísimas cartas. Ojo, que es carne de expansiones y esto da un gustito muy rico.

Nos vemos en la próxima.

Opinión de la partida:

– Cartas de evento

– Modulos por nivel de dificultad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.