Hoy descubrimos… Misión Marte

¿Habéis cargado los tanques de agua? La comida, ¿quién la traía? Mira que si nos quedamos sin… Por cierto, ¿se han revisado los tanques de oxígeno? Apagad las luces por favor, ¡hay que guardar energía! No está la cosa para el dispendio. Pero… ¿dónde están los tripulantes? Hoy descubrimos… Misión Marte.

Autor: An-Ping Liu

Arte: Manu Palau

Editorial: Zacatrus

Contenido de la caja:

En Misión Marte cada jugador tiene 6 cartas de recursos que deberá colocar y solapar para que el total de iconos visibles de cada tipo sea el mismo que el que marcan los dados.

Al inicio de la ronda un jugador tira los dados y coloca cada uno en el mismo color que su carta. El valor que marca cada uno de los recursos es el número exacto que tiene que mostrar la composición final de cartas de los jugadores.

A partir de ese momento los jugadores deberán ir poniendo sus cartas unas encima de otras solapando ciertos iconos y dejando visibles otros hasta conseguir los números adecuados. Las cartas se pueden poner en cualquier posición siempre que sea de manera ortogonal. También se pueden voltear las cartas de manera que se tapen toda la carta entera.

En el momento en que un jugador consigue la combinación adecuada lo anuncia al resto de jugadores y se termina la ronda. El jugador que haya conseguido hacerlo de manera correcta consigue una ficha de Marte, que equivale a 10 puntos, y el jugador o jugadores que hayan conseguido al menos conseguir los valores de 3 dados conseguirán una estrella, que equivale a 5 puntos. Al final de 4 rondas, el jugador con más puntos se proclama el campeón de la partida.

Opinión del juego:

Nos encontramos otra vez ante otro de los títulos de la saga Marte que ha sacado Zacatrus, para llevarnos a una competición en tiempo real por conseguir un objetivo claro e igual para todos los jugadores.

En esta ocasión tenemos delante un juego que se juega en partidas muy rápidas pero en las que hay que pensar mucho para llegar a conseguir la combinación adecuada. Una carrera vertiginosa y a contrarreloj porque los demás jugadores también están pensando muy rápido para acabar los primeros.

Un juego que puede funcionar en cualquier grupo de juegos, que se puede jugar en cualquier sitio y que puede rellenar cualquier momento entre partidas de juegos más grandes. Es cierto que ya hay unos cuantos títulos de esta saga pero Misión Marte es uno de mis dos preferidos, y precisamente por eso, por la sencillez de reglas, por el componente de risas que provoca, por la tensión y por el pique que te hace pedir una y otra y otra partida.

Juego a un precio reducido que es genial para regalar o parea cualquier sobremesa. Y maravilloso para estas fiestas navideñas que vienen ahora.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.