Hoy descubrimos… Zero Down

Hay juegos de cartas que son verdaderas maravillas por la simpleza y sencillez de su reglamento. Por el autor, que siempre es un sello de calidad, también te llama la atención. Así que no le das más vueltas y le echas un vistazo porque huele a que va a gustarte desde la primera partida. Hoy descubrimos… Pero Down.

Autor: Reiner Knizia

Arte: Ernst Solèr

Editorial: Games 4 Gamers

Contenido de la caja:

Las reglas son realmente sencillas para este juego. El objetivo es conseguir, de las 9 cartas que tiene un jugador, terminar la ronda con la menor cantidad de puntos posible. Ésta termina cuando un jugador consigue construir una escalera de 5 cartas y 5 cartas con el mismo número del mismo color. Siendo esto posible cuando usas una carta para las dos composiciones (ver imagen siguiente).

Durante el turno, un jugador puede elegir entre cambiar carta con el mercado central o pasar. Si decide cambiar una carta, como decía, lo hará cambiando una de su mano con una de las disponibles encima de la mesa. En esta zona, desde el inicio de la partida hay 5 cartas, que irán cambiando conforme los demás jugadores vayan también haciendo sus cambios.

En el momento en que un jugador consiga hacer la combinación, deberá anunciarlo, y los demás jugadores pasarán a contar la puntuación obtenida. Lo curioso es que el jugador que ganará será el jugador que menos puntuación obtenga. Los jugadores obtienen puntos juntando las cartas según su número. Por ejemplo, un jugador que acaba la ronda con 3 cartas del 5, 3 del 2 y 3 del 1, obtendría una puntuación de 8 puntos. En el caso de que cumpliese la escalera o las cartas de mismo valor, esas cartas no contarían.

Cuando se juegan tantas rondas como jugadores haya en la partida, se hace el recuento y el que tenga menor puntuación es el ganador.

Opinión del juego:

Zero Down es un juego de cartas de reglas sencillas, explicación muy breve y partidas no tan rápidas. Una genialidad del Doctor Knizia que nos mantiene en tensión precisamente por la interacción entre jugadores que se produce en el cambio de cartas.

Y es que realmente este es uno de los puntos fuertes del juego, ya que la tensión que se genera en las decisiones de cuales son las combinaciones a las que quieres ir en función de las cartas que hay en el mercado, y sobretodo en las decisiones que toman el resto de jugadores y las cartas que van soltando.

Tenemos que estar atentos a esas señales porque son cruciales a la hora de no descolgarse para poder ganar la partida. De todas maneras, si en algún momento de la ronda vemos que no vamos a poder hacer el Zero absoluto, tendremos que ir pensándo en decirnos las cartas de la mano de tal manera que no nos sume demasiada puntuación, y esto es buscando las cartas con menor valor, aunque eso signifique desahuciar la partida.

Un título en caja pequeña con un precio muy reducido y que funciona perfectamente a cualquier número de jugadores, con lo que desde aquí me gustaría recomendarlo porque en las sobremesas de estas Navidades tiene todos los puntos de sea un imprescindible para toda esa gente que se acerque a los juegos de mesa.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.