Hoy descubrimos.. Gorus Maximus

Los juegos de gladiadores atraen al público que quiere ver cada vez más, unos combates encarnizados donde la sangre y la mutilación sean la tónica general. Se han organizado unos especialmente sangrientos donde 5 grandes escuelas participarán con sus mejores gladiadores. Hoy descubrimos… Gorus Maximus.

Autor: Conor McGoey

Arte: Kwanchai Moriya

Editorial: Second Gate Games

Contenido de la caja: 

En Gorus Maximus, los jugadores deberán ir jugando cartas de gladiador atendiendo a las, mas o menos, típicas normas de un juego de bazas. En el juego encontramos 5 escuelas con cartas con de 0 a 15. Estas escuelas representan los «palos» que tiene el juego. En lineas generales, un jugador juega una carta, y el siguiente debe atender al palo inicial con otra carta. Si el valor es superior, estaría ganando la baza. Como decía, esta es la teoría del juego de bazas, pero veamos que giro tiene este juego.

De primeras, encontramos dos tipos de palo ganador, que el juego llama Escuela Favorita y Escuela Inicial. Cada ronda de juego se compone de combates (bazas) hasta que se hayan jugado todas las cartas que hay en la partida. En cada uno de estos combates, cada jugador juega una carta y se establece quién es el ganador.

En el combate inicial, la primera carta jugada es la que marca la Escuela Favorita y además, la Escuela Inicial.

La Escuela Favorita es la que marca el palo predominante, es decir, que cualquier carta de ese palo gana a cualquier otro palo aunque el valor sea mayor. Esto se marca en la carta de escuelas. La Escuela Favorita se mantiene a lo largo de todos los combates a menos que alguien lo cambie.

Sin embargo, la Escuela Inicial la marca la primera carta que se pone en un combate. Este palo es el que hay que seguir siempre y cuando se tengan cartas en la mano. En el caso de que no se tengan cartas del palo que marca la Escuela Inicial se podrán poner cartas de otro palo, pero evidentemente no se podrá optar a ganar el combate.

Si un jugador pone una carta que iguala en rango (valor) a la carta anterior, se cambia la Escuela Favorita al palo de es carta.

Cuando se han acabado todas las cartas se dan por terminado los combates. Cada jugador en ese momento cuenta los puntos que tienen sus cartas, que se reflejan por unas monedas dibujadas en la parte izquierda. El que ms haya conseguido, ganará cogerá una moneda y la pondrá por su lado de I. Cuando gane la segunda le da la vuelta. Y solo cuando haya ganado su tercer punto, se proclamará vencedor de la partida.

Opinión del juego:

En Gorus Maximus nos encontramos ante un juego de bazas al uso con un temática de gladiadores romanos ambiento en el siglo I DC. Vaya por delante que los juegos de bazas me gustan mucho, con lo que el tratamiento que sale puedo dar se vea influenciado por eso, pero quizá también me puedo mostrar un poco más crítico con ciertos aspectos.

El primero de ellos es el manual. Para alguien que ya conozca los juegos de bazas le será muy fácil identificar la mecánica entre todos esos conceptos y explicación del turno que se exponen, pero para alguien que no haya jugado nunca o que simplemente no esté muy ducho en la lectura de manuales, le puede resultar ya no digo complicado, pero si confuso. Es una lástima, pero creo que el manual se podría haber simplificado mucho en aras de la funcionalidad.

En cuanto al tema, es complicado vislumbrar que detrás de toda esa estética gore y barroca se esconda simplemente un juego de bazas. Y es que seguramente puedes esperarte un juego de escaramuzas, o de enfrentamiento directo, pero por lo menos en mi caso no lo asociaba con un juego de bazas. ¿Quiere decir que esto sea malo? Para nada. Es solamente que si ya sé que el tema no es importante, en este me ha llamado poderosamente la atención lo lejos que lo veo de la mecánica.

Y ahora si, entremos en faena. La base del juego de bazas es que cada jugador va jugando una carta sobre la mesa atendiendo a una carta que marca un palo predominante y que es la primera carta que se juega en esa baza.

En Gorus Maximus esa primera carta está separada en dos con conceptos, la Escuela Favorita y la Escuela Inicial. Digamos que son como dos niveles, dos estratos. La Escuela Favorita puede mantenerse entre entre combates (bazas) y la Escuela Inicial cambia en cada combate. Esta es la principal diferencia y primer giro de esta mecánica.

Por otro lado, el hecho de que lo que valgan son los puntos de ovación, que son las monedas doradas y su valor reflejado en las cartas es el objetivo de este juego. Y es que todos los juegos de bazas tienen un objetivo diferente que es quien manda que quieras ganar o no una baza.

Finalmente, que haya una carta que en función de un palo mandante valga 0 o valga 5 me parece un twist que ofrece un punto más de estrategia al juego. Además de que el juego vaya hasta 8 jugadores, cosa que se agradece.

Para aquellos jugadores que no tengan ningún juego de bazas, Gorus Maximus es una muy opción pero mirando el manual con cariño. También para los fans de este tipo de mecánica podrá encajar porque, como decía, aporta un objetivo diferente y curioso.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − doce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.