Hoy descubrimos… Mariposas

Cada año las Mariposas monarca recorren miles de kilómetros desde México hacia el noreste del continente, volviendo a su lugar de procedencia durante el otoño siguiente. Es un viaje donde las que salen no son las mismas que vuelven, lo que no le resta valor a que sea una gran odisea. Hoy descubrimos… Mariposas.

Autor: Elizabeth Hargrave

Arte: Indi Maverick, Matt Paquette

Editorial: Devir Iberia

Contenido de la caja:

Mariposas es un juego de gestión de cartas de movimiento en el que deberemos mover a nuestras mariposas y hacerlas reproducirse mientras recorremos un mapa y recolectando flores. El juego marca unos objetivos que los jugadores deberán intentar conseguir para sumar puntos antes de traer de vuelta a sus mariposas maduras a la casilla de salida.

El juego comienza con una mariposa de cada jugador de nivel 1 en la casilla de Michoacán (sur del mapa). En cada turno los jugadores jugarán una de sus dos cartas de movimiento que tienen en la mano y ejecutarán ese movimiento sobre su mariposa o mariposas.

Su movimiento puede acabar o bien en una casilla de flor o bien en una ciudad. Si acaban en una casilla de flor cogerán una de las fichas coincidentes de la reserva. Estas fichas sirven para hacer que las mariposas se reproduzcan al llegar a las casillas con el dibujo de un algodoncillo adyacente. En función de la generación de mariposa que queramos eclosionar, podremos utilizar un número u otro de flores.

Y es que es importante que las mariposas vayan eclosionando en nuevas generaciones ya que, así como la partida dura 3 estaciones (verano, primavera y otoño), a cada cambio de estación se quitan del tablero las mariposas de la generación anterior para dar paso a las nuevas.

Al final de cada cambio de estación se evalúan unos objetivos que generalmente son de índole geográfico. Los puntos que otorguen se puntúan en ese momento.

Como decía antes, el movimiento de una mariposa puede acabar en una casilla de flor o en una ciudad. Si acaba en una ciudad, el jugador destapa una de las fichas de paradas. Estas fichas contienen unas cartas que iremos coleccionando para que, cuando tengamos todas las de un color, obtener la bonificación asociada.

Al final de la tercera estación, es decir del Otoño, los jugadores puntuarán por todas las mariposas de cuarta generación que hayan logrado llevar de vuelta a Michoacán además de la puntuación propia de la estación.

Opinión del juego:

En Mariposas nos hacemos espectadores del maravilloso viaje que hacen las mariposas monarca a través de todo el norte del continente americano. A priori es un tema que puede resultar raro en un juego de mesa o por lo menos que no sea para nada apasionante ni atrayente. Pero mirando un poco más en profundidad la cantidad de temas que tienen los juegos de mesa, acabas viendo que no lo es tanto.

Entrando en la parte mecánica, el juego se basa en la gestión de cartas de movimiento que irán haciendo que nuestras mariposas se muevan por todo el mapa y lleguen a aquellas zonas que nos interesa por los objetivos que tenemos que cumplir para puntuar.

Y es que todo el late motiv del juego, y lo que nos obliga a movernos lejos son los objetivos de puntuación de cada estación, algo que está bien pensado porque para cumplir los del otoño te has de alejar de la casilla de vuelta. Con lo que hay que pensar muy bien los movimientos que se tienen, las rondas que faltan y si se pueden tener suficientes posibilidades de volver.

En cuanto a las mayorías, es algo muy complicado de conseguir porque se depende mucho de azar. Si tienes la suerte de destapar las ciudades donde estén los sets de un mismo color entonces se podrá acceder fácil, pero como en las partidas no siempre se va a todas las ciudades, pues nada, es pura suerte.

En definitiva, un juego evocador con un tema diferente como nos tiene acostumbrados esta autora, pero que si ya en su primer título consiguió tanto éxito había que darle una oportunidad en este Mariposas. Y personalmente no ha defraudado. Me ha gustado este juego pausado y multisolitario en el que no me tenia que preocupar de más que cosas que las propias de mi viaje.

Lo recomiendo encarecidamente porque los objetivos van variando, y no siempre se deberá tomar la misma estratregia, y eso es algo que se agradece.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.