Hoy descubrimos… Ginkgopolis

Al final lo hemos hecho, hemos agotado los recursos de la tierra y ahora tenemos que seguir avanzando pero con otra forma de concebir la vida. Y entre esas cosas, la forma de construir. Hay que ser más eficientes y quizá aprovechar mas el espacio. Eso si, como siempre, no seremos los únicos intentándolo. Hoy descubrimos… Ginkgopolis.

Autor: Xavier Georges

Arte: Gaël Lannurien

Editorial: SD Games

En Ginkgopolis nos convertimos en urbanistas en este nuevo futuro donde el árbol Ginkgo Biloba se ha convertido en un símbolo de vida. Bueno, esto es parte de la introducción que nos enseña el juego y que tematizan de alguna manera. Lo cierto es que si, que somos urbanistas que contrata a un grupo de profesionales para ayudarle en la construcción y ampliación de la ciudad.

La base del juego es básicamente jugar cartas y poner losetas de edificios en un espacio central para ir conformando una ciudad en la que tendremos que intentar controlar con nuestros recursos al final de la partida.

Básicamente, cartas tenemos de dos tipos: cartas de Urbanización (marcadas con una letra) y cartas de Edificio (marcadas con una letra y un color). Las cartas de urbanización van siempre asociadas a uno de los marcadores de urbanización , y las cartas de edificio van asociadas a una loseta en concreto.

Y es que si bien es cierto que hay cartas de personaje que veremos más adelante, las básicas son las antes nombradas.

En el juego tendremos que ir colocando losetas de edificio en un tablero que irán conformando todos los jugadores y que forma una ciudad. Ciudad que irá creciendo con losetas de diferente color (azules, amarillas y rojas). Lo que intentarán los jugadores es poner losetas del mismo color de forma adyacente para crear distritos, concepto que puntuará al final de la partida.

La partida se desarrolla en rondas, y cada ronda se compone de 3 pasos:

1.- Elegir una carta.

Los jugadores eligen una carta de su mano, la ponen delante de su pantalla bocabajo y cada jugador hace lo propio. A la vez, todos revelan su carta y la juegan en orden de turno.

2.- Ejecutar acciones.

Las acciones a ejecutar pueden ser 3, y se pueden hacer con unas cartas u otras):

  • Explotar (carta de urbanización o de edificio)

En el caso de que se use una carta de edificación, se obtiene un recurso de la reserva o una loseta de la reserva general. A continuación, si se tienen cartas que den bonificación por hacer la acción de explotar, se ejecutan.

Estas bonificaciones las dan las cartas de personaje que cada jugador tiene desde el principio de la partida, y en las cartas de edificio que vayamos añadiendo. Todas estas cartas las pone cada jugador delante de su propia pantalla de jugador a la vista de todos los jugadores.

A continuación, la carta se descarta a la pila de descartes.

*** FOTO DE PARTE DE BONIFICACIONES EN CARTAS DE PERSONAJES DELANTE DE PANTALLA ***

  • Urbanizar (carta de urbanización)

Al jugar una carta de urbanización para urbanizar, el jugador tiene que jugarla también con una loseta de las que tiene, la cual pondrá también delante de la pantalla. Estas cartas sirve para poner una loseta moviendo la ficha de urbanización que coincida con la letra. Esta es la manera de ir ampliando la ciudad.

Una vez colocada, el jugador pone encima un recurso de su color y activa los edificios adyacentes ortogonalmente para obtener los beneficios que otorguen. También se coloca un token de Peón de Obra.

Finalmente, el jugador recibe las bonificaciones por las cartas que tenga delante de su pantalla y que bonifiquen en la acción de urbanizar.

A continuación, la carta se descarta a la pila de descartes.

  • Construir un nivel (carta de edificio)

Para hacer estar acción se utiliza una carta de edificio junto con una loseta y ambas se ponen delante de la pantalla. Esta acción nos habilita para poner la loseta encima de la loseta que coincida con la carta que estamos jugando. La restricción es que si el número de la nueva loseta es menor que la del nivel inferior, hay que pagar la diferencia en puntos de victoria. Y si el color es diferente, el jugador deberá devolver 1 recurso a la reserva general.

A continuación el jugador colocar tantos recursos de su color como niveles tenga ahora ese edificio, además de un Peón de Obra.

Finalmente, el jugador recibe las bonificaciones por las cartas que tenga delante de su pantalla y que bonifiquen en la construcción de niveles.

La diferencia con las anteriores acciones es que la carta no se descarta, si no que se mantiene delante del jugador para aprovechar la bonificación de la parte inferior.

Después de que cada jugador juega una carta, pasa sus otras 3 cartas al jugador de su izquierda, se roba una carta del mazo para tener siempre 4 disponibles para jugar.

3.- Preparar la siguiente ronda.

Una vez se acaba el mazo de robo, se acaba la ronda en curso y se pasa a una nueva, pero antes hay que hacer el nuevo mazo. Este mazo se va a componer de las cartas que ya había, más las que introduzcamos de las cartas que hay fuera. Y las cartas que meteremos son aquellas cuyas losetas estén en juego y tengan encima un peón de obra.

Una vez metidas, se quitan los peones de obra y se juega una nueva ronda.

La partida termina cuando se han acabado dos veces las losetas de la reserva general o un jugador coloca todos sus recursos.

La primera vez que se acaban las losetas, los jugadores pueden decidir cuántas de las que tienen en su poder devuelven a la reserva. Por cada loseta devuelta, ganan un punto de victoria. Así que, como decíamos, cuando se gastan esta segunda vez, acaba la partida.

Se procede a la puntuación de cada jugador, que tendrán que sumar los puntos que tengan en su pantalla, los puntos que les otorguen las cartas con puntuación de final de partida, y las mayorías en los distritos del tablero.

El jugador con más puntos, gana la partida.

Opinión del juego:

Ginkgopolis es un city building por losetas donde los jugadores deberán tener en cuenta el color de los edificios que van construyendo, creando así distritos que puedan controlar y obtener esa mayoría poniendo cuantos más recursos de su color personal mejor.

Pero sería totalmente injusto definir este juego solo con esas pocas palabras, porque Ginkgopolis es un puzzle elegante lleno de decisiones y con una gestión de cartas en la mano y draft que obliga a pensar muy mucho qué es lo que se va a hacer. Podríamos pensar que el juego es dado al análisis parálisis y puede ser cierto si los jugadores no ven claras las opciones que tienen.

Es cierto que en una primera partida puede abrumar algo el tener en cuenta el número de una loseta, con el de la carta, que no tienen que coincidir, el nivel de un edificio, cuántos recursos coge en que acción, si descarta o no una carta, etc. Pero todos estos conceptos se interioridad y automatizan en unos cuantos turnos sin problema.

Y es que el juego en realidad da unas partidas rapidísimas e intensas. No sabes que cartas pasar por si les pueden ir bien al resto de jugadores. Al final, casi todo en la partida es visto, excepto los puntos de victoria que van teniendo los jugadores y las cartas y losetas que tienen detrás de las pantallas, con lo que es fácil ir calculando como va la partida.

Pero más difícil es cuadrarlo todo, y eso es porque no siempre será posible. Muchas veces querremos adueñarnos de un edificio que nos daría la mayoría en ese distrito, pero colocar una loseta nueva ahí repercutiría en una pérdida de puntos grande por la diferencia de valores de losetas, así que hay que medir muy bien el potencial que tiene ese distrito, o si debemos aumentarlo con urbanización para coger la mayoría de esa manera.

Un gran juego que se va directamente al TOP de la colección por su sencillez, su profundidad, su setup sencillo y por el tiempo de partida. Como descía, deja un buen poso al final de la partida. Te das cuenta que simplemente poniendo una carta por turno, has «hecho cosas», has gestionado y has hecho evolucionar tu estrategia. Lo bueno que tiene es que siempre puedes hacer algo por poco que sea para obtener un beneficio.

En definitiva, un juego recomendadísimo que no hay que dejar escapar y que debería estar en todas las ludotecas.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.