Hoy descubrimos… The Magnificent

¡Pasen y vean! Damas y caballeros, niños y niñas: el circo ha llegado a la ciudad. Los más increíbles espectáculos y las más maravillosas de las sensaciones se van a dar debajo de las carpas. Cogeremos a los mejores entrenadores, contrataremos los mejores shows y levantaremos los mejores telones. Pasen y vean porque el circo ha llegado a la ciudad. Hoy descubrimos… The Magnificent.

Autor: Eilif Svensson, Kristian Amundsen Østby

Arte: Martin Mottet

Editorial: Arrakis Games

En The Magnificent nos ponemos en la piel de gestores de una compañía de circo que tratarán de construir las mejores carpas para llenar todo el terreno disponible, de contratar los mejores espectáculos y poder lucir los postres en las carpas, y de viajar para ir consiguiendo diferentes recursos y necesarios para lo anteriormente dicho

El juego se juega en 3 rondas de 4 turnos cada una. Cada turno, los jugadores cogerán uno de los dados del mercado, los cuales se han lanzado previamente, y lo colocarán en una de las 4 cartas de maestro que tienen en su tablero.

A continuación, el jugador elegirá una de las acciones para ejecutar solo una de ellas. El color del dado y el valor que tiene es lo que va a marcar todo el resto del turno pues elijas la acción que elijas. Cuanto mayor sea el valor, mayor será la fuerza con la que ejecutas la acción. El dado blanco siempre actuará de comodín.

En el caso de que haya previamente un dado colocado del mismo color, se sumarán esos valores. Esto es lo que se llama «determinar el poder». Es importante poder sumar dados del mismo color, pero hay que tener en cuenta que al final del turno pagaremos monedas en función de ese valor.

Las acciones que hay disponibles para ejecutar son las siguientes:

VIAJAR:

En función del color del dado, moveremos un carromato u otro, hasta tantos espacios como valor muestre el dado. Allí por donde vayamos pasando iremos cogiendo los recursos indicados. Solo en el caso de que queramos coger una de las losetas de tienda, deberemos parar el movimiento allí mismo.

Generalmente iremos haciendo acopio de gemas de distintos colores (los mismos que los dados), que podremos guardar en una especie de almacén en nuestro tablero para usar más adelante. Por ejemplo, usar una gema roja, potencia en 2 el valor del dado escogido. Si no podemos almacenar una gema de un color determinado, se deshecha pero ganamos una moneda.

CONSTRUIR:

Nuestro tablero está aún vacío mostrando un terreno sin construir. Deberemos ir poniendo piezas de la reserva usando esta acción. De cada colora hay dos tipos de piezas: grandes y pequeñas. El número y tamaño de pieza que construyamos va en función del valor total del dado escogido mirando una tabla que nos indica cuantas piezas podemos coger.

Una vez cogidas las piezas, se colocan en nuestro tablero, y aquellos bonificares que se tapen, deberemos cogerlos en ese mismo momento. La idea en esta parte del juego es rellenar completamente cada una de las 9 áreas, lo que nos dará puntos al final de la partida.

ACTUAR:

¿Qué sería de un circo sin la actuación? Durante la ejecución de las acciones, los jugadores irán consiguiendo postes, que son unas cartas que anuncian espectáculos que podremos representar en nuestro circo. Estos posters tienen que estar colocados en nuestro tablero y sobretodo, tener una loseta de tienda colocada debajo.

Las cartas de poster muestran siempre unos requisitos para que se puedan realizar. Todas indican el número, tipo y color de piezas de edificios que tienen que estar construidas en nuestro circo para poder ganar los beneficios que reporte. Pero no solo eso, ya que además, en muchas ocasiones deberemos pagar gemas de diferentes colores.

Finalmente, para poder representar la función también deberemos pagar los requisitos que nos pida la tienda. Si esto no podemos pagarlo, no podremos actuar.

En la acción de actuar se pueden ejecutar tantos posters como fuerza hayamos alcanzado con nuestro dado y que estemos marcando con nuestro marcador de sombrero. En un turno, podremos actuar como mucho 2 veces porque cada jugador solo dispone de 2 fichas de sombrero.

Es importante decir que este track marcará el orden de turno en la siguiente ronda, y que cuando un jugador actúa, después las cartas de poster se desechan a una pila de descarte personal, no así las tiendas.

Cuando los jugadores han jugado sus 4 dados se procede a terminar la ronda, y para eso deberán pagar tantas monedas como el valor más alto de dados del mismo color, más el dado blanco. Si no pueden pagarlo todo, el resto será en puntos de victoria a razón de tantos puntos de victoria por moneda impagada como marque la ronda.

A continuación los jugadores puntuarán una de las 4 cartas de maestro y la retirarán de su tablero, para pasar a coger una carta nueva del mercado y su correspondiente loseta de entrenador.

¿Como?¿Que aún no te he explicado que es eso? Pues vamos a ello. Los jugadores disponen de unos cilindros, y durante la partida irán ganando el disponer de más unidades de ellos, para poder ir potenciando ciertas acciones que hay por el tablero general y por el personal.

Si es el final de la 3 ronda, se procede a la parte de puntuación final de partida que consiste en sumar las monedas que tienen, la mitad del valor total de las cartas de maestro, y las monedas dadas por haber cumplimentado zonas enteras del tablero peronsal al haber construido.

El jugador que más puntos haya obtenido será el ganador y nombrado The Magnificent.

Opinión del juego:

The Magnificent es un juego de temática circense donde nos pondremos a la cabeza de una compañía de circo para ganar recursos mientras viajamos, contratar los mejores espectáculos y representarlos en las tiendas que vayamos adquiriendo y construyendo.

Voy a empezar diciendo que la mecánica principal del juego me llama poderosamente la atención, que no es nada menos que colocación y gestión de dados. Estoy en un momento que esta mecánica me atrae muchísimo y disfruto enormemente jugando a este tipo de juegos.

Pero no solo eso, si no que en The Magnificent es importantísimo el color del dado que se coge, porque eso va a definir como vamos a ejecutar la acción que elijamos. Si viajamos, moveremos un carromato u otro. Si construimos, cogeremos unas piezas de un color u otro (además de que las formas son diferentes), y si actuamos… bueno, actuando no importa el color del dado.

El valor también es muy importante, y el tema de que se puedan potenciar cambiando gemas, o sumando los valores previos de dados colocados del mismo color. Ambas cosas mencionadas dan una profundidad al juego maravillosa y que enriquece muchísimo el turno y el quemarte el cerebro para optimizar tu turno.

Otro concepto que me parece que está bien implementado es el de que las acciones se necesitan unas a otras. Si no viajo no consigo recursos y monedas, por lo tanto no puedo construir, lo que hace que no pueda actuar porque no tendré las losetas adecuadas en mi tablero. Se puede gestionar de muchas maneras, pero este juego lo resuelve de buena manera.

No nos engañemos, es un juego muy sencillo en cuanto a reglas y asimilación de lo que hay que hacer. 3 rondas. 4 acciones por ronda. 3 acciones disponibles. Turno partido en 3 fases. No se puede ser mas sencillo para un juego de este tipo. Y es que esa es una de las grandezas del juego a mi parecer, porque se aprende en una lectura de manual y no deja fisuras, y se explica en 10 minutos a lo sumo.

Es un juego con una interacción directa de tipo posiciones, lo que significa que podrías pisarle a alguien el posicionar uno de sus cilindros en una acción que ya esté ocupada. También moviendo el carromato cuando a alguien no le conviene o cosas así. No es una interacción directísima ni que te destroce el turno si alguien te fastidia.

En cuanto al arte, creo que es precioso. Los colores son acertas, y si bien es cierto que la primera vez que te enfrentas te puede abrumar, a los pocos minutos de empezar a jugar ya te has acostumbrado, y creo que incluso mejora la concentración y localización en las diferentes zonas del tablero.

Un juego que recomiendo si te gustan los dados y su gestión. Echadle si podéis por lo menos una partida y podréis comprobar todo lo leído aqui. Precio contenido, mucho material dentro: cartas, marcadores, losetas, gemas de plástico, muuchas losetas de edificios, madera hasta decir basta y unos dados preciosos.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.