Hoy descubrimos… Yokai

Entre los Yokai reina el caos. Estos espíritus japoneses se han mezclado entre sí y, para calmarlos, habrá que volver a agruparlos por familias. Pero no va a ser fácil porque no podremos comunicarnos todo lo bien que queramos, y eso jugará en nuestra contra. Hoy descubrimos… Yokai.

Autor: Julien Griffon

Arte: Christine Alcouffe

Editorial: SD Games

Los jugadores deberán colocar todas las cartas de Yokai, que inicialmente están en una matriz de 4×4 y bocabajo, de manera que estén todos ordenados por familias (figura y color). Aunque esta sea la figura inicial y el punto de partida, los jugadores irán moviendo las cartas hasta que se acabe con otra figura. Solo habrá una norma, y es que en ningún momento al final de un turno, las cartas podrán quedar divididas en 2 grupos. Todas las cartas en la mesa deberán ser adyacentes ortogonalmente.

En cada turno, un jugador deberá hacer las 3 acciones siguientes en este orden:

1.- Mirar cartas de Yokai.

El jugador levanta 2 cartas de Yokai cualesquiera a su antojo y las mira secretamente. A continuación, las vuelve a poner en su sitio y bocabajo. La segunda carta se puede mirar después de haber visto la primera.

2.- Mover carta de Yokai.

A continuación, el jugador mueve una de las cartas a otro lugar que desee. La carta movida puede ser una de las que haya visto en la acción anterior o una que no haya sido tocada. La carta se moverá a un sitio cualquiera siempre y cuando se ponga de manera adyacente a otra carta y que al final del movimiento no separen las cartas en grupos.

3.- Revelar o Colocar carta de Pista.

Las cartas de pista es la única manera que tienen los jugadores de dar información de donde están las cartas de Yokai de que tipo. En este paso, se levanta una carta de pista que esté bocabajo, o se coloca una de las que ya estén reveladas.

Las cartas dan información del tipo de Yokai que hay debajo, porque lo que si es seguro es que una vez se pone una carta carta de pista, bloquea al Yokai que hay debajo.

La partida terminará cuando un jugador en lugar de jugar su turno de manera normal, alegue que ya están los Yokai ordenados y tranquilos, o cuando ya se ha utilizado la ultima carta de Yokai. En ese momento se procederá a la puntuación final que dependerá de la colocación correcta o no de las cartas de Pista, de las que no han sido reveladas y de las que no han sido utilizadas.

Opinión del juego:

Yokai es un juego de tipo memory con algún punto diferente al resto de juegos de memoria que conocemos. El primero y más curioso es que es cooperativo donde los jugadores no pueden darse información hablada entre si para ordenar las cartas. Para ello, el juego se basa en unas cartas de pista que los jugadores juegan para dar información de hacia donde está colocado cierto color, que carta hay debajo de uno de ellos, etc.

Es la deducción de los jugadores lo que permitirá ganar la partida o no. Y esto es lo que me llama la atención del juego, que es un rompecabezas con tintes de pasatiempo donde habrá que colaborar. Y para ello es importante que todos los jugadores conjeturen e intenten llegar a un consenso o por lo menos, a un idea común entre ellos. Recordemos, siempre sin poder decirse una sola palabra.

El juego permite incrementar el nivel de dificultad añadiendo cartas de afinidad, que lo que muestra es una condición de colocación que solo el jugador inicial conocerá, así que los jugadores deberán estar mas atentos si cabe a las acciones y movimientos que haga este jugador en concreto.

Si todavía parece poco, se pueden añadir cartas de Objetivo, que muestra una forma concreta que tiene que tener la matriz de cartas de Yokai al finalizar la partida.

Un juego distinto que se puede jugar con niños que ya puedan deducir ciertas cosas, puesto que puede no ser fácil para los más pequeños cuya competencia no hayan adquirido todavía. Sea como sea, nos ha sorprendido la idea.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.