Hoy descubrimos… High Society

Los personajes más influyentes de la alta sociedad se mueven básicamente por el dinero, y tú eres uno de ellos. Tendrás que estar en todos los eventos que se celebren y no perder el status que tienes. Todo, absolutamente todo, va relacionado con el prestigio. Así que no pierdas tu dinero, o te echarán de este modo de vida. Hoy descubrimos… High Society.

Autor: Reiner Knizia

Arte: Medusa Dollmaker

Editorial: SD Games

En High Society es un juego donde nos pondremos en la piel de personajes de la alta sociedad, en la que tendremos que mover nuestro dinero para adquirir las mejores prendas y joyas, y adquirir el mayor prestigio para multiplicar nuestra riqueza.

Solo hay un pequeño problema, y es que no podemos quedarnos sin dinero o nos darán de lado. Y eso no podemos permitirlo. Para ello, cada jugador dispone de un mazo de cartas de dinero. El mazo de cada jugador es el mismo, así que los jugadores podrán ir contando el dinero que le va quedando al resto, porque cada carta jugada ya no se recupera. Pero vayamos por partes.

En cada ronda de juego se va a sacar una carta de un mazo central, que será la que va a subastar. Este mazo de cartas está compuesto por 3 tipos de cartas:

Las cartas de lujo, que son cartas que van numeradas del 1 al 10. Estas cartas otorgan el valor que tienen para el final de la partida,

Luego están las cartas de prestigio, 3 cartas de x2 que hacen multiplicar tu riqueza al final de partida. Estas cartas podrían ser acumulables, así que no sería mala idea pujar por tener más de una.

Finalmente están las 3 cartas de deshonra, las cuales solo hacen que restar la riqueza del portador. Hay una carta que divide en la mitad el valor total del dinero, otra que reduce en 5 el valor final, y una carta que hace que el jugador descarte una carta de lujo de las que tiene.

Para apostar por esas cartas, los jugadores por turno eligen entre sus cartas de dinero y las ponen sobre la mesa. La condición es que el valor total que ponga el siguiente debe superar el valor del anterior, lo que hará que el precio vaya subiendo a medida que la apuesta sigue su curso.

Si la puja vuelve a un jugador que ya ha pujado, para aumentar su valor solo tendrá que sumar cartas de dinero a su puja. En el momento en que todos los jugadores pasan, se acaba la puja y el jugador con mayor valor, gana la ronda y por ende, la carta del mazo central.

Cuatro de las cartas de status tienen un fondo verde. Estas cartas marcan el proceso de avance de la partida, ya que cuando se revele la cuarta y se ponga sobre la mesa, la partida termina de forma inmediata.

El jugador con menos dinero restante es eliminado de la partida y no podrá participar en la pugna por ganar la partida. Para todo el resto de jugadores, deberán contar sus cartas de status y aplicarles los modificadores que se tengan. El jugador con el valor de status más alto será el ganador de la partida.

Opinión del juego:

High Society es un juego de pujas donde cada jugador tiene un mazo finito de dinero y todos ellos juegan con la misma ventaja: todos los mazos son iguales. Deberán pujar por cartas de status donde no todas serán buenas, así que tendrán que tener cuidado por donde ponen su dinero, ya que para poder optar a ganar la partida deberán mantenerse y alejarse de ser el jugador con menos dinero restante.

Y esta podría ser la primera grandeza del juego, que tienes que ir comprando, pujando y apostando pero siempre teniendo en cuenta que al final no puedes ser el que menos dinero tenga. Este hecho hace que cuentes de manera continua y durante toda la partida el dinero que los demás jugadores van gastando, porque además les servirá para jugar de manera más inteligente.

Este juego alberga pequeñas genialidades que a simple vista podrían pasar desapercibidas. Como por ejemplo, el hecho de que 11 cartas de dinero que tienen los jugadores y que van del 1 al 25, evidentemente no son correlativas, es decir, que si se ha usado una carta de valor 10, la siguiente es de 12, y la siguiente de 15, y la siguiente de 20, con lo que el valor sube mucho en según que momentos. Esto aplica una capa matemática y estadística que si cuentas cartas, disfrutas muchísimo porque aporta tensión y momentos de mirar a los ojos al jugador que está pensando en si seguir la puja o pasar y decirle «No tienes dinero suficiente», o «venga va, que todavía te queda tela que cortar».

Realmente se juegan partidas de manera muy rápida y da para echarse alguna más en la misma sesión. En cuanto a la producción del juego, creo que la edición española mejora con creces la versión de la editorial original. reduce el tamaño de la caja, mejora insertos y mantiene el mismo arte, lo que todo son ventajas. Además, para los que nos gusta enfundar, entra sin problemas modificando ligeramente el inserto como yo he hecho.

High Society es uno de esos títulos que hay que tener cuando de pujas se hable. Así como ya comentamos que Modern Art es el juego por antonomasia, el que nos ocupa hoy se va al top 5 de esta mecánica y además como filler.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 17 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.