Hoy descubrimos… Lucky Numbers

La relajación que produce plantar tu propio jardín y ponerlo a tu gusto es algo maravilloso, y si encima lo puedes cubrir de tréboles para que de suerte, pues mucho mejor. El problema es que todo sigue un orden, y evidentemente no es fácil siempre. También hay que tener suerte. Hoy descubrimos… Lucky Numbers.

Autor: Michael Schacht

Arte: Christine Alcouffe, Walter Pepperle

Editorial: Tranjis Games

En Lucky Numbers los jugadores deberán rellenar su tablero personal, que hace las veces de jardín, con losetas de trébol. Todos los jugadores querrán acabar el primero pues es la manera de ganar la partida.

Estas losetas de tréboles son conjuntos de losetas del 1 al 20, y se pondrán tantos conjuntos como jugadores haya en la partida. Al principio de la misma se cogerán los sets de losetas adecuados, y para diferenciarlos, estos vienen en 4 colores diferentes.

Estas losetas se ponen en el centro de la mesa bocabajo formando una reserva de donde todos los jugadores irán robando los tréboles.

Al principio de la partida cada jugador coge 4 losetas de la reserva general y las pone en la diagonal marcada en su tablero. Lo ideal es que lo ponga de valor ascendente mientras las pone de arriba a abajo. A continuación ya puede empezar la partida.

En el turno de un jugador debe coger una loseta de la reserva de las que estan bocarriba o bocabajo. Luego veremos como puede acabar una loseta bocarriba en la reserva, así que de momento nos centraremos en las otras.

En el momento en que coge una loseta y la mira, decide donde debe ponerla. El objetivo del juego es los valores de las losetas vayan en orden ascendente siempre, y la dirección será de arriba a abajo en las columnas, y de izquierda a derecha en las filas.

Si un jugador no puede o no quiere colocarla, la volverá a dejar en la reserva pero esta vez bocarriba. Tanto si la coloca como si no, su turno acaba y pasa al jugador siguiente. La loseta se puede colocar o bien en un espacio vacío o bien en un espacio con otra ficha ya colocada, en cuyo caso se descartará a la reserva bocarriba.

En el momento en que un jugador rellena todo el tablero, la partida termina y se proclama vencedor. Solo faltará darle la enhorabuena por el fantástico trabajo de jardinería realizado.

Opinión del juego:

Lucky Numbers es un juego de corte familiar donde los jugadores deberán colocar losetas en un tablero personal atendiendo a unas restricciones o normas de colocación basadas en el valor que contienen las losetas.

En cuanto a la complejidad mecánica es tremendamente fácil explicarlo y jugarlo. Se explica en 2 minutos y se juegan partidas muy rápidas. Esto hace que sea perfecto para un rango de edad que empiece desde muy abajo, pero que sea lo suficientemente interesante para que los más mayores estén interesados.

Y es que Michael Schacht nos tiene acostumbrados a este tipo de juegos que nos atrapa, que con una mecánica muy sencilla ofrece sesiones donde encadenas partidas. Además, si eso pudiese parecer poco, el juego trae alguna variante más y diferentes modos de juego.

Calidad de componentes muy agradable y un tema simpático. Creo que Lucky Numbers es de esos juegos de fondo de ludoteca. De los que no cuesta sacar a jugadores que no están acostumbrados a jugar y que buscan entretenerse alrededor de una mesa. Y para los que si estamos acostumbrados a jugar, esta serie de abstractos son muy cómodos para jugar en cualquier momento.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 16 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.