Hoy descubrimos… Schotten Totten 2

Vuelven nuestros apacibles escoceses para darnos una lección de civismo y de convivencia entre vecinos que no paran de dar la murga todo el santo día hombre ya, que no hay quién esté tranquilo si los demás no paran de intentar echarte de tus castillos. Otra vez a resistir y a defender lo tuyo. Hoy descubrimos… Schotten Totten 2.

Autor: Reiner Knizia

Arte: Jean-Baptiste Reynaud

Editorial: TCG Factory

Tenemos enfrentamos a vecinos escoceses. Las tremendas e históricas disputas que hay entre convivientes se vuelven a reflejar en batallas por conquistar el castillo del otro. El atacante llevará el cocinero y el defensor cogerá los 3 calderos de madera para poder defender lo suyo.

Lo primero que tendremos es la colocación del muro del castillo, y cada jugador, del mazo de cartas barajado, coge 6 cartas para empezar a luchar.

En cada turno, los jugadores jugarán unas fases de manera ordenada y según lo siguiente.

1.- Jugar una maniobra defensiva.

El atacante puede retirar todas sus cartas de una de las losetas de muro para a continuación jugar una de las cartas de su mano.

Por otro lado, el defensor tiene la posibilidad de gastar una de sus piezas de caldero para «quemar» la carta más próxima al muro donde se tire el caldero de aceite. Una vez usado, el caldero se descarta de la partida y ya no se podrá volver a usar. Además, solo se puede usar un caldero por turno, con lo que habrá que pensar mucho el momento idóneo. Seguidamente, juega una carta.

2.- Jugar una carta.

Al jugar una carta se han de seguir unas restricciones en base a la propia loseta. La primera de ellas es el límite de cartas que se pueden jugar en cada lado del muro. Ese límite no se podrá superar en ninguno de los casos, y como decía no tiene que ser el mismo para todos los trozos de muro.

La segunda restricción es que la primera carta se ha de jugar pegada al muro y las siguientes se van colocando encima una a una de manera que se vea el número y color de las anteriores.

Hay una novedad en Schotten Totten 2 con respecto al primero, y es que si se juega una carta de gallina (valor 0) frente a un espacio de muro donde en el otro lado haya un Chef (valor 11) del mismo color, ambas cartas se descartan. De la misma manera pasará si se juegan en el orden inverso.

3.- Robar una carta

El jugador roba una carta del mazo para completar su mano. En el caso de que no haya cartas para robar, se desencadena el final de la partida.

En cualquier momento del turno de un jugador, este puede Asaltar el muro del otro jugador.

Para poder asaltarlo, la condición que tiene que cumplir el atacante es que tiene que tener todas las cartas colocadas en su parte del muro. En función de las cartas que haya en el otro lado se obtiene lo siguiente:

  • Igualdad de cartas: se evalúan las formaciones para ver quién es mas poderosa.
  • Menos cartas: el atacante tiene que demostrar según las cartas ya jugadas y descartas que el defensor no puede ganarle.

En el momento en que un jugador daña una 4ª loseta de muro o si asalta una de ellas, la partida termina de forma automática. También se desencadena si al robar una carta de mazo ya no quedan cartas, y por lo tanto, al defensor le quedará un turno más para poder intentar ganar.

Opinión del juego:

En Schotten Tottem 2 tenemos la oportunidad de volver a ponernos en la piel de estos escoceses y enfrentar a un bando contra el otro. Ya en la web tuvimos la primera parte y quedó en muy muy buen lugar, y en esta ocasión volvemos a tener un juego exclusivo de dos jugadores y con tan buenas críticas.

Lo primero que llama la atención del juego es la inclusión de la mecánica de los calderos, unas piezas grandes de madera que se podrán ir usando durante la partida hasta en un máximo de 3 ocasiones. Y es que yo creo que Schotten Tottem 2 va precisamente de eso. De mecánicas añadidas a un juego ya de por sí redondo, lo que puede resultar una genialidad o una caída cuesta abajo.

Otra de las mecánicas novedosas es el asalto. No teníamos esta oportunidad en el anterior, y es una de las cosas que puede desembocar el final de partida, porque además han sabido aprovechar la aleatoriedad de la colocación de las losetas en conjunción con que estas tengan un número máximo de cartas por poner: un aspecto novedoso y que implementa una capa extra en la estrategia, pero que además le suma táctica.

Y ahora creo que es momento de ver si todos estos nuevos ingredientes suman o lo que ya había era tan compacto y poco permeable que hace que la segunda versión chirríe. Pues bien, creo que no le sobra ningún aspecto. Es cierto que incluye nuevas mecánicas, pero son tan sutiles y tan bien acopladas a los elementos y procesos internos del juego, que une aspectos físicos del juego de una manera totalmente natural.

Lo que me hace plantearme es si caben los dos juegos en la ludoteca o no. Si no tenéis el primero, este os encantará. Y si ya tenéis el primero, este no os va a sobrar, pero no marcará un cambio rotundo en lo que ya conocíais. Ambos juegos son maravillosos y desde aquí no podemos más que recomendar cualquiera de ellos.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.