Hoy descubrimos… Unánimo

Es curioso como en muchas ocasiones todos tenemos la sensación de estar pensando lo mismo según la situación. Y quizá se deba a una especie de telepatía empática o simplemente a que todos tenemos las mismas experiencias. Sea como sea, hoy descubrimos… Unánimo.

Autor: Theo Coster, Ora Coster

Arte: WAH! Studio

Editorial: Zacatrus

En Unánimo los jugadores deberán hacer coincidir el mayor número de palabras que se les ocurran individualmente con respecto a un tema que se va a poner encima de la mesa.

Para ello, cada jugador recibe una pizarra de juego y un bolígrafo. Al principio de cada ronda se saca una tarjeta con un tema en concreto y todos los jugadores empiezan a escribir palabras en su pizarra.

A continuación, el jugador que sacó la carta empieza a leer por orden sus palabras. Por cada palabra sumará 1 punto por cada persona que la tenga escrita en su pizarra, incluida la suya.

Los demás jugadores también puntuarán esos mismos puntos y los anotarán en sus pizarras. Ni que decir tiene que cuando sea el turno de ellos no deberán repetir las palabras ya dichas.

Se jugarán 3 rondas y el jugador que sume la mayor cantidad de puntos será el ganador de la partida.

El juego incluye además unas variantes que pueden aportar variabilidad a las partidas, como son:

  • Por equipos: los jugadores se dividen en equipos y cogen una pizarra por equipo.
  • STOP: en el momento en que alguien rellene sus 8 palabras grita STOP, y el resto de jugadores deben parar de escribir.
  • 1 Minuto: solo dispones de ese tiempo para escribir las palabras.
  • Iniciales Prohibidas: se cogen 5 letras y se prohibe escribir palabras que empiecen con ellas.
  • Idioma: se puede acordar cambiar de idioma a uno que controlen todos.

Opinión del juego:

Unánimo es un juego de esos que son puramente partys, uno de esos juegos disfrutones donde los jugadores casuales o noveles van a entrar rápidamente.

Como decía al principio, es curioso como podemos coincidir en tantas palabras las personas que tengamos la misma edad y por ende mismas experiencias, y además es original ver que cuando juegas con personas de otras edades tienen unos referentes totalmente distintos y es más complicado coincidir.

Unánimo es un juego rápido que costará enganchar a gente que esté un poquito más acostumbrada a haber jugado a juegos con la mecánica de palabras porque se puede quedar demasiado sencillo. Pero por otro lado funcionará perfectamente al jugar con niños porque viven la coincidencia y la puntuación de una manera muy efusiva. Y eso siempre da mucho gusto verlo.

Partidas rápidas y con situaciones hilarantes en el contexto que describía justo en el párrafo anterior, simpático y fácil en reglamento y un aspecto totalmente adecuado par atraer a los niños de la casa.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 16 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.