Hoy descubrimos… Res Arcana

La Magia siempre ha tenido un componente alquímico muy arraigado, y en esta ocasión se pone de manifiesto al intentar conseguir poder y montar maravillosas bestias aladas a través de las pócims. ¿Seremos el mago que antes lo consiga? Vamos a ver, porque nuestros contrincantes son también veloces. Hoy descubrimos… Res Arcana.

Autor: Thomas Lehmann

Arte: Julien Delval

Editorial: Asmodee

En Res Arcana nos ponemos en la piel de Magos que deberán adquirir poder mediante la combinación de pócimas y de elementos alquimicos. El primer jugador que llegue a 10 puntos al final de un turno, gana la partida. Vamos a ver que elementos intervienen en el juego.

Por un lado tenemos los Lugares de Poder y las cartas de Monumento, que se reclaman pagando los costes que indica cada uno de ellos. Estos nos proporcionan buena parte de los puntos y además incluyen acciones que podremos hacer durante esa fase de la ronda.

También encontramos unos Objetos Mágicos que estarán disponibles para los jugadores. Durante la partida, los jugadores irán teniéndolos en su poder y liberándolos al final de cada ronda. Estos Objetos Mágicos darán efectos que podremos gastar durante el turno, y que permitirán que obtengamos recursos entre otras muchas opciones.

Entre los recursos que tenemos a nuestra disposición y con los que iremos comerciando son: Muerte, Calma, Vida, Elan y Oro. Si no tuviésemos suficientes tokens de recurso podríamos utilizar las fichas de multiplicadores.

También tenemos las cartas de Mago, que es el personaje que llevaremos y las habilidades de las que disponemos en toda la partida. Este no cambiará a lo largo de ella, así que tendremos que intentar adaptarnos a una estrategia que podamos sacar aprovechando sinergias.

Y finalmente nos encontramos las cartas de artefacto, el mazo grueso de la partida. Las iremos jugando con los recursos que antes hablábamos y poniendo en la mesa delante de cada jugador.

El juego se va jugando en rondas en las cuales se juegan 3 fases. Estas fases son:

1.- Recolectar Esencia

Se recolecta esencia de todos los componentes donde lo indique con el icono correspondiente. Estos componentes son cartas de artefactos, lugares de poder, objetos mágicos, etc. Se cogen de la reserva general los elementos que corresponda y se añaden a la reserva personal del jugador.

En esta fase también se pueden añadir todos los recursos de un componente a la reserva personal.

2.- Jugar acciones

En esta ronda los jugadores hacen una acción de las disponibles siguientes, y las irán haciendo y repitiendo mientras puedan hasta que todos ellos pasen. Las acciones disponibles son:

  • Jugar un artefacto: se pagan los costes que indica la carta y se puede poner en juego en la mesa. A partir de ese momento las posibles acciones que tenga ya estarán disponibles.
  • Reclamar un Monumento o Lugar de Poder: una vez reclamado cualquiera de estos componentes, ya nadie puede quitártelos. Por otro lado, para reclamarlos habrá que pagar los recursos que pida, en esencias o en oro.
  • Descartar un Artefacto: los artefactos que descartes de tu mano te pueden dar o 1 moneda de oro o 2 esencias a elegir.
  • Usar un efecto: se puede usar el efecto o acción de alguno de los componentes disponibles en la zona de juego del jugador. En ocasiones, el uso de esos efectos hace que el componente se agote y volverán a estar disponibles al final de la ronda.
  • Pasar: el jugador deja de participar en la ronda, coge una carta de su mazo a la mano y además intercambiará su objeto mágico.

3.- Victoria

En el momento en que todos los jugadores han pasado, se evalúa si alguien llega a los 10 puntos. Si alguien lo alcanza se acaba la partida. Si varios jugadores llegan a 10 puntos a la vez, gana el que más recurso tenga, teniendo en cuenta que el oro cuenta doble. Si nadie llega a los 10 puntos, se inicia una nueva ronda.

Opinión del juego:

En Res Arcana nos ponemos en la piel de magos que tendrán que ir combinando las esencias que vayan obteniendo como resultado de las diferentes acciones que van ejecutando en sus cartas jugadas o en las que van obteniendo.

Este juego es muy sencillo en su reglamento y esto lo hace realmente interesante como primer punto de acercamiento. Por otro lado, tiene una cantidad de iconos lo suficientemente asequible para poder memorizarlo todo sin que sea un handicap. Pero la cantidad de combinaciones que se dan en las cartas es realmente alta. Y esto es precisamente lo que más me ha gustado del juego.

Todas las cartas de juego, lugares de Poder, Monumentos, etc, tiene una combinación diferente que hace que las estrategias para conseguir, recolectar y ganar esencias sea muy grande. Que los puntos de victoria se ganen potenciando esas sinergias lo hace muy muy interesante.

Además, es de esos juegos que generan esa amable sensación de que en cada ronda has hecho muchas cosas diferentes. Que podrás ganar o no, pero te deja un regusto maravilloso al final de la partida. Es por eso que es un juego de gestión de recursos tan bien valorado por mucha gente.

En definitiva, uno de esos juegos en caja media muy completo, con una cantidad de partidas suficiente debido a la rejugabilidad de las partidas por la combinación aleatoria de componentes que van saliendo en la partida. Una carrera contrarreloj en la que la mejor optimización o el motor que monte cada jugador hará que resultes vencedor o no. Totalmente recomendable.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + tres =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.