Hoy descubrimos… Franky

Hoy los mas pequeños de la casa se ponen en la piel de creadores de monstruos, y poniéndose manos a la obra deberán hacer sus mejores creaciones sin pasar un miedo atroz. Hoy es momento de los monstruos divertidos. Hoy descubrimos… Franky

Autor: Anna Lucini Canals, Pau Moré Gómez

Arte: Alba Aragon

Editorial: GDM Games

En Franky deberemos ser capaces de unir las partes del cuerpo mediante piezas que representan brazos, tronco y piernas de diferentes monstruos. Mediante un hilo como si de verdaderos sastres se tratara y amparados en lo alto del castillo de la colina a la luz de la tormenta, daremos vida a estos simpáticos monstruos.

El juego contiene piezas de hasta 6 monstruos diferentes, que mezclaremos para conseguir nuestra criatura. Cada uno de ellos constará de una pieza de brazo izquierdo, una de brazo derecho, una de piernas y otra de tronco con cabeza.

Cada jugador deberá coger las que necesite en función de la carta de patrón que ha robado de cada mazo, y es que de todas las cartas que hay en el juego, se deberán dividir por forma, hacer un mazo con cada una de ellas y entregar una a cada jugador. Así pues, antes de entrar en acción, cada jugador deberá tener 4 cartas en su haber, que pueden o no representar al mismo monstruo.

Estas cartas de patrón contienen a su vez una manera de coser que los jugadores deberán seguir a rajatabla sin descuidar la colocación del hilo.

Simultáneamente, todos los jugadores cogen un hilo de los que trae el juego y se ponen manos a la obra a reproducir puntada a puntada todos y cada uno de las cartas de patrón para coser de manera fidedigna nuestro engendro monstruoso.

El jugador que más rápido lo consiga será el ganador de la copa, siempre y cuando después de la verificación por parte del resto de jugadores determine que no ha tenido ningún error y la criatura pueda salir a corretear alegremente sin desmontarse por el camino.

Opinión del juego:

En Franky nos encontramos ante un juego dedicado a los más pequeños de la casa para que puedan jugar con sus familias. En él deberán crear a un monstruo uniendo piezas que representan las partes del cuerpo mediante un hilo que cada jugador tendrá.

La mecánica es muy simple puesto que cada jugador tiene unas cartas de pieza, debe coger las piezas correspondientes y unirlas con el hilo. El handycap, y lo que va a hacer que los pequeños jugadores se debanen los sesos es en la habilidad que tienen que tener ensartando el hilo por los agujeros y como deben hacerlo para, por una parte no quedarse sin hilo, y por otra para que las figuras de patrón queden como en la carta.

Puede resultar complicado para los más más pequeños por las habilidades de motricidad fina adquiridas hasta el momento, pero si esa parte la dominan sin problema, Franky les resultará reconfortante.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.