Hoy descubrimos… ¿Alcachofas?¡No, gracias!

De verdad que no entiendo la animadversión que hay contra este vegetal. Con lo ricas que están al horno con sal, vinagre y aceite. Lo buenas que son para el organismo y lo sanas que pueden resultar. Pero que le vamos hacer, aún así, generan rechazo. En fin, hoy descubrimos… ¿Alcachofas?¡No, gracias!

Autor: Emma Larkins

Arte: Bonnie Pang

Editorial: Devir Iberia

En este juego de deconstrucción de mazos deberemos ir cargando nuestra mano con cartas de hortalizas diferentes que nos permitan deshacernos de las alcachofas que tenemos en nuestro mazo de cartas. Ya sea quitando esas odiosas alcachofas o engordando nuestra mano hasta decir basta, en el momento en que robamos una mano de cartas donde no salga ninguna alcachofa habremos ganado la partida.

Cada jugador empieza la partida con un mazo que contiene 10 cartas de alcachofas. Además, desde el primer momento ya habrá un mercado de hortalizas disponible justo al lado del mazo de robo.

En el turno de un jugador este tiene que reponer el mercado en el caso de que haya menos de 5 cartas. Esto lo hará revelando cartas del mazo de juego. A continuación roba una de las cartas de la hilera y la lleva a su mano.

Con todas las cartas de su mano, los jugadores van a poder jugar cualquier cantidad de cartas que quieran de su mano y las colocarán frente a sí. Al jugarla, hay que resolver todos los efectos que la carta indique, y si se diese el caso de que no se puede cumplir todo perfectamente, no se podrá jugar la carta.

Una vez jugada se pone en el mazo de descarte personal, y se sigue jugando otra carta de la mano. Esto se hará así hasta que no se puedan o no se quieran jugar más cartas. En ese caso, las cartas restantes de la mano también irán al descarte.

Una vez hecho esas fases, el jugador vuelve a robar 5 cartas de su mazo disponible. En el caso de que no haya suficientes, tendrá que barajar su descarte y robar las que le falten hasta tener una mano de 5 cartas.

Pero, ¿cómo se eliminan las alchofas? Pues esta es la única carta que no se puede jugar por si misma para eliminarse, lo que en este juego se llama compostar. Esa acción viene dada por otras cartas que los jugadores deberán ir jugando para poder quitarse las alcachofas, ya sea comportándolas o bien poniéndolas en los mazos de los otros jugadores.

En el momento en que un jugador roba una mano de 5 cartas y no tiene ninguna alcachofa, habrá ganado.

Opinión del juego:

¿Alcachofas?¡No, gracias! es un juego con capacidad antideckbuilding, que eso es algo como pronto muy innovador, máxime cuando estamos acostumbrados a juegos donde es todo lo contrario, donde tenemos que crear nuestro mazo.

El juego es un juego muy amable, muy facilito de reglas y con un tiempo de partida muy pequeño, lo que facilita el que no juegues solamente una. Turnos muy rápidos donde no se genera nada de análisis parálisis y que facilita que ningún jugador se desespere mientras espera a que los demás jugadores hagan su turno.

No sé por qué pero me ha sido inevitable que lo compare con el juego Ensalada de puntos. Supongo que es porque es un juego de cartas, porque es de reglamento sencillo y tiempo de partida contenido. Quizá por todas esas razones se me hace semejantes, aún cuando las mecánicas del juego no tienen nada que ver.

Y particularmente para mi sale ganando Ensalada de puntos porque creo que hay más control. En el juego que hoy nos ocupa, interviene el azar, controlable por las cartas que vas robando y el mazo que vas preparando, pero con tanta interacción que puede haber durante una ronda que hace que no controles todo lo que querrías.

Esto para nada es malo, solo que es definido y remarcable, con lo que ya entra dentro de cada jugador saber si le gusta ese azar o no. Para mi, ningún problema porque me encantan los deckbuildings, así que lo disfruto igual.

Sea como sea, si tienes ganas de un juego sencillo, rápido, para poder jugar con peques y mayores, y que tenga un precio contenido, este juego debería estar en tu punto de mira.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.