Hoy descubrimos… Paradice

La feria ha llegado a la ciudad, y las mejores casetas están esperando para que vayas a visitarlas. Aún así, no será fácil, pues una serie de requisitos hacen que tengamos que ganarnos el poder visitar tan divertidos lugares. Hoy descubrimos… Paradice.

Autor: Sergio Ortiz

Arte: Isaac Murgadella

Editorial: Zacatrus

En Paradice los jugadores irán cogiendo dados de un dispensador para colocar en unas cartas de caseta. Una vez se completa una de ellas, el jugador se suma los puntos que otorga al final de la partida.

El Dispensador de dados es una torre con 5 columnas donde en la parte inferior hay una ranura en ambos laterales por donde podrán salir los dados.

En la parte superior hay unos dados negros que actuarán a modo de comodín y que se podrán combinar de la forma que más convenga al jugador.

En el turno de un jugador, éste tiene la oportunidad de hacer una de las siguientes acciones: elegir uno o varios dados, tomar una carta de caseta, o hacer un movimiento ruleta.

Empezaremos por la acción de robar una carta de las disponibles en la Plaza. Estas cartas es donde los jugadores irán colocando los dados que obtengan de la primera acción o de la acción de hacer un movimiento ruleta.

Las cartas de caseta tienen unos espacios, y en algunos casos seremos libres de poner el dado que queramos, pero en otras nos exigirá que pongamos un dado de un color específico, o un dado con un valor en concreto.

Sea como sea, en el momento en que rellenemos una Caseta, se devuelven los dados al dispensador y se guarda el poder que otorga la carta para cuando se quiera utilizar

Las otras 2 acciones hacen referencia a coger cartas del dispensador.

La primera acción permite coger un dado o un grupo de dados que coincidan, o bien en color independientemente del valor que tengan, o bien que coincidan en valor independientemente del color que sean.

Una de las restricciones es que siempre se juega con la fila de abajo, pero es cierto que si el grupo de dados se hace en vertical también vale siempre y cuando uno de los dados sea el de la fila inferior.

La otra forma de obtener dados es con la acción de ruleta, que consiste en empujar toda la fila de dados inferior desde un lateral con el dedo, y hacerlos rodar por la mesa. El valor resultante de cada dado será con el que nos tengamos que quedar y colocar en las cartas de Caseta.

En el momento en que se van completando casetas, su marcador correspondiente va avanzando por el track de feria. En el momento en que dos de los tipos de casetas lleguen a la zona de Sin stock, se termina la partida y se procede al conteo de puntuación.

El jugador con más puntos será el ganador de la partida.

Opinión del juego:

En Paradice tenemos un juego de colocación de dados donde tendremos que completar unas cartas de caseta para conseguir los beneficios que otorguen. En ocasiones serán puntos de victoria, en otros unas cartas de bonificación secreta y en otras unos poderes especiales que se podrán ejecutar antes o después de una acción básica en uno de nuestros turnos.

Lo primero que llama la atención del juego es la tan llamativa torre de dados que viene en el juego y que funciona a modo de dispensador. Estos elementos en un juego de mesa hacen que la mecánica de obtención se vea más vistosa y apetezca mas, o por lo menos se perciban como un rasgo diferencial del juego de cualquier otro juego.

Los jugadores irán pues cogiendo estos dados y los colocarán en sus cartas. Cuando han completado una de ellas, obtienen su bonificación. Al final de la partida, el jugador que más puntos haya obtenido será el ganador.

Otra de las cosas que llama la atención es su similitud con otro juego del mismo estilo como es Potion Explosion. Misma filosofía de dispensador de elementos que tendremos que coleccionar, y distribuir por las diferentes casetas en el caso de Paradice, o pócimas en el caso del Potion.

La diferencia radica en el que en Paradice tendrás 2 variables que controlar para coger los conjuntos: los colores y los números. Sin embargo no habrá oportunidad como en Potion Explosion de poder hacer combos seguidos al caer siguientes dados. Esto hubiese estado muy bien porque hubiese permitido darle un punto más estratégico y aprovechar la ventaja que ofrecían los dados frente a las canicas.

Elementos como las cartas sorpresa que son otorgadas por algunos poderes dan un punto diferente que se agradece. Al final, Paradice contiene una amalgama de mecánicas diferentes que engranan bien. Otro ejemplo de eso es las restricciones que hay que tener en cuenta en los espacios donde se ponen los dados. Esto es mejor que en Potion porque aquí tienes no solo que tener en cuenta el espacio por color si no el espacio por valor.

Una gran producción con una puesta en mesa muy vistosa y espectacular. Un familiar que atrae por las mecánicas de obtención de dados y por la carrera por poder disparar el final de partida al dejar fuera de stock dos de los tipos de casetas. Y todo esto por un precio muy bajo y contenido.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.