Hoy descubrimos… Veggies

Es día de mercado y los puestos se llenan de rica fruta y verdura a la espera de que los clientes se acerquen, pero la competencia es dura y las cestas vacías o con ratones no son atractivas para el público así que habrá que ingeniárselas en la colocación. Hoy descubrimos… Veggies.

Autor: Jog Kung

Arte: Roman Kucharski, Tomasz Larek, Álex Santaló

Editorial: Devir Iberia

Veggies se compone de 40 cartas que muestran cestas que contienen fruta y verdura en los 6 espacios que hay. También es posible que contengan espacios vacíos o incluso un montón de ratones que, en ambos casos, no favorecen en absoluto el espacio de mercado de los jugadores (su zona de juego).

Cada jugador recibe 2 cartas al inicio de la partida y colocan una de ellas en su zona de juego. Adicionalmente, el resto de cartas se han barajado y se han revelado las 3 primeras para formar el mercado de donde los jugadores podrán robar además del mazo de robo, formado por las cartas que sobran.

En el turno de un jugador siempre debe elegir una de las 2 acciones posibles. O bien coloca una carta del mercado en su espacio de juego, o bien la coloca desde su mano.

Si decide robar y colocar una de las cartas del mercado, seguidamente revela una carta del mazo y la coloca en el mercado para rellenarlo y que siempre haya 3 disponibles. Si decide colocar una carta de su mano, a continuación roba una carta del mazo de robo y la lleva a su mano para que siempre tenga 1 carta al finalizar el turno.

En cuanto a las reglas de colocación, hay que tener varios aspectos en cuenta:

  • la carta se puede colocar en el sentido que se quiera, y para ello se podrá rotar hasta tener la posición deseada.
  • la carta se puede colocar adyacente ortogonalmente parcial o totalmente a una de las cartas previamente colocadas en la zona de juego.
  • la carta puede cubrir completa o parcialmente una de las cartas ya puestas previamente en juego.

Los jugadores irán colocando cartas hasta que todos tengan un total de 8 cartas en su puesto del mercado, pero lo que realmente importa son los grupos de alimentos que han ido haciendo.

Así pues, una vez están colocadas las 8 cartas, cada jugador determina que mercancía de las que tiene colocadas hace el grupo más grande, sabiendo que un grupo es el conjunto de alimentos iguales y que estén juntos ortogonalmente.

Cada jugador dirá en voz alta cuál es la mercancía cuyo grupo es el mayor, y el resto de jugadores puntuarán también por ese alimento. Cada alimento solo se va a puntuar una vez.

Se determina que los alimentos que van a puntuar son aquellos que los jugadores han anunciado en voz alta.

De cada alimento anunciado, cada jugador calcula los espacios que conforman su grupo más grande y lo multiplican por el número de grupos de ese alimento pertenezcan o no al grupo mayor. Eso conformará la puntuación final de cada jugador.

El jugador con más puntos gana la partida.

Opinión del juego:

Veggies es un juego de colocación de cartas superpuestas o no donde cada jugador deberá crear grupos de alimentos que le repercutirá en puntos de victoria al final de la partida. Esta mecánica la hemos visto en otros títulos y donde radica el elemento diferencial al juego en Veggies es en la forma de puntuar.

No solo por el calculo per se, si no porque implica que los jugadores deban estar atentos no solo a las cartas que van cogiendo para formar su tenderete, si no también en las cartas que los demás jugadores van cogiendo en los espacios que ellos van conformando.

Las razones son dos. La primera es que tendrán que intentar coger un alimento que nadie esté cogiendo igual y que pueda invalidad una puntuación adicional, ya que recuerdo que si dos jugadores tienen el plátano como grupo de mayor tamaño, el plátano solo se va a puntuar una sola vez, y eso hace que reste puntos.

Lo que pasa es que si se van haciendo cálculos durante la partida puede convenir que un jugador no se destaque de esa manera, y hacer que solo sume una vez, aún a riesgo (controlado) de que a nosotros mismos no nos perjudique en demasía.

La segunda razón es que deben ir viendo cuales son los potenciales alimentos que se van a anunciar e ir creando grupos en su puesto con ese alimento, ya que si se centran solo en el suyo y no tienen en cuenta este factor, van a dejar escapar una cantidad muy grande de puntos.

En definitiva, Veggies se cuela sin hacer mucho ruido en ese hueco donde están los juegos que con pocas cartas (o pocos componentes) y un ejercicio de diseño espectacular, hacen que pongamos sobre la mesa un juego con muchas decisiones, con tensión y donde los jugadores tendrán que tener capacidad de reacción para formarse una estrategia ganadora.

Apto para todo tipo de jugadores, con una sencillez en sus reglas que hace todavía más valioso el juego, nos encontramos ante uno de los Devir Pockets con más enjundia vistos hasta el momento. Y lo que es mejor aún, que no es posible jugar solo una única partida a la vez.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.