Hoy descubrimos… Wise Guys

La ley seca del Chicago de los años 20 hace que las diferentes familias del Hampa controlaran los clubes nocturnos y quisieran hacerse con el negocio del alcohol. Esto comportaba refriegas entre ellos y no siempre se salía muy bien parado. Hoy descubrimos… Wise Guys.

Autor: Phil Yates

Ilustrador: Darko Stojanovic

Editorial: Asmodee

En Wise Guys los jugadores se ponen en la piel de familias del hampa de Chicago. Nos encontramos en los años 20, en plena ley seca. Las autoridades persiguen y prohíben la venta de alcohol, pero nosotros vemos una oportunidad para ganar dinero de manera poco lícita.

Deberemos ir a diferentes localizaciones en la partida con nuestros secuaces para tomar el control de ellas y explotar los beneficios que nos puedan otorgar. Esto sería demasiado fácil si fuésemos el único grupo que opera en la ciudad. Lamentablemente otras familias han decidido llevarnos la contrario y eso no lo podemos permitir.

Cada uno de los jugadores cuenta con un número de trabajadores que llamaremos hampones y asociados. Esa diferenciación es importante durante la partida porque los primeros pueden iniciar reyertas por el control de las ubicaciones contra otros jugadores, pero ambos puedes explotar las ubicaciones

Cada uno de las acciones que desarrollemos con ellos nos costará una acción que marcaremos quitando uno de nuestros tokens al respecto. Todo lo que hagamos en la ronda nos va a costar una acción, por lo que cuando nos quedemos sin ella, solo podremos esperar a que acabe la ronda.

Estos trabajadores se van a mover por un tablero conformado por 5 ubicaciones iniciales y que siempre son las mismas para iniciar la partida, y 6 ubicaciones más que se eleigen aleatoriamente y que se van descubriendo a lo largo de las 6 rondas que dura la partida.

Estas ubicaciones son donde mandaremos a nuestros matones para conseguir los recursos o la bonificación que nos aporte, pero solo podremos obtener eso si no hay enemigos en la misma ubicación. En el caso de que haya otra banda criminal, deberemos iniciar una disputa para hacernos con el control.

En cada ubicación se indica si la disputa se va a llevar a cabo mediante armas (refriega) o mediante el diálogo (palique). Cada uno de los personajes que interviene en la disputa tiene un valor para cada una de estas habilidades.

En función del valor total de cada familia, más una tirada de un dado que añade su valor, más las posibles armas que se puedan utilizar (en caso de disputa de refriega), los jugadores eliminan o no jugadores de esa ubicación para poder quedarse con todo

Es interesante saber que se juega con varios factores. El primero de ellos es que siempre que hayan salido armas encima de la mesa, estas se asocian a las fichas de personajes que intervienen y se van a la sala de urgencias, ubicación de donde no se sale hasta el final de la ronda.

Además, el hecho de que se llegue a las armas, los jugadores que han desenfundado perderán influencia porque no es muy elegante soltar balazos por las calles.

Esta pérdida de influencia a 0 se castiga con la pérdida de uno de uno de los hampones en juego y se manda de vuelta a la reserva personal del jugador.

Cuando todos los jugadores han ejecutado sus acciones y resuelto sus refriegas es momento de vender el alcohol que tienen los jugadores de manera oculta junto al resto de sus recursos. Esto se hace en el mercado negro mediante una puja ciega donde el número de alcohol vendido determinará el precio al que se cobra en función de la oferta y la demanda del momento.

Lo que puede parecer mas o menos sencillo durante el transcurso de la partida se ve alterado por las cartas Felices 20, que son 3 tipos de cartas que aportan variabilidad a las rondas.

Las cartas de ubicaciones temporales ofrecen eso realmente, unas ubicaciones donde los jugadores pueden mandar a sus secuaces a hacer la acción y funcionan como el resto de las losetas normales.

Las cartas de Hora de pagar obligan a los jugadores a cumplir determinadas condiciones si no quieren sufrir las consecuencias que indique la carta al final de la ronda.

Finalmente, las cartas de Complicación son eventos que modifican provisionalmente las reglas normales de la partida.

Al final de la sexta ronda, los jugadores van a evaluar cual es su cantidad de dinero. Aquel que ha ganado más dinero robando, extorsionando, engañando, explotando ubicaciones y sobre todo maquinando su estrategia para no ser el rival más pobre y el hazme reír de la ciudad, se convierte en el ganador de la partida.

Opinión del juego:

En Wise Guys nos enfrentamos a un juego competitivo donde los jugadores van a batirse por el control de las ubicaciones que conforman el tablero de juego. Estas ubicaciones aportan unos recursos o unas acciones de transacción de las mismas, que en ocasiones y en función de la ronda van a ser más o menos atractivas.

Nos encontramos ante un juego de control de áreas mediante la colocación de trabajadores con unos valores de pelea. Además, cuando se da este tipo de enfrentamiento entra en juego un elemento que aporta un punto de azar mitigable con la suma de fichas de arma.

¿Esto le quita valor al juego o a la gestión? Pues mira, yo creo que no. Partiendo de la base que el azar no es malo porque es un elemento más a tener en cuenta, el uso de él o no gestionado en su justa medida, tenemos claro que puede llevar el juego a un lado o a otro.

Me ha parecido que el juego tiene unas reglas muy sencillas y muy bien estructuradas que hace posible que un juego de este tipo no incurra en errores de manera habitual. Y se agradece porque el hecho de que haya variabilidad en las reglas base al meter las cartas de Felices 20, hace que no añada ruido a la ronda.

Un juego entretenido que fluye de manera muy simpática, donde parece a primera vista que la pelea sea el elemento principal del juego pero a la que suceden dos de ellas te das cuenta que la tensión tiene que estar presente pero sale mas a cuenta no acabar a balazos y con alguno de nuestros trabajadores sirviendo de comida a los peces.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + veinte =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.