Hoy descubrimos… Match Madness

Lo que empieza siendo una apacible gestión de patrones con fichas de diferentes colores se convierte en un reto casi diabólico cuando la presión se hace tan latente que solo quieres… Bueno, lo dejo para luego. Hoy descubrimos… Match Madness.

Autor: Jeppe Norsker

Arte: Karl Malepart

Editorial: SD Games

En Match Madness hasta 4 jugadores se enfrentarán en una carrera sin cuartel a ser el jugador más rápido en reproducir los patrones de unas cartas con un grupo de piezas en forma de prisma rectangular.

Cada jugador tiene un grupo de 5 piezas iguales al resto de los jugadores, las cuales tienen en una de las caras cuadradas un número de puntos como si de un dado se tratara, con la finalidad de poder distinguirlas y que cada uno no erre por tener una que no le tocaba.

El juego también trae unas cartas con unos patrones de colores que son los que deberemos reproducir durante la partida. Estas cartas están separadas en diferentes niveles de dificultad y eso viene indicado mediante unas muescas en las lineas que circundan la carta, además del color de fondo de las mismas.

Así pues, los jugadores revelan una carta y todos tendrán que coger su conjunto de piezas intentando resolver el patrón lo más rápido posible. Las caras rectangulares de las piezas se componen de dos colores diferentes, pero lo más significativo de ello es que hay algunas caras que se repiten, lo que hace que tengan que pensar muy bien la disposición de las piezas y la elección de las mismas.

La partida se puede desarrollar de varias formas, y es que el grupo de cartas que se pueden utilizar para la partida puede variar en función del reto que los jugadores quieran para esa sesión. Desde elegir un solo nivel, o simplemente escoger cartas al azar y que la dificultad sea variable.

Por otro lado, la puntuación que se puede asignar también varía en función de las cartas, asignando 1, 2, o 3 puntos a las cartas de dificultad 1 y 2, 3, y 4 y 5 respectivamente.

La partida termina cuando los jugadores han hecho todas las cartas que patrón que había en la partida y gana el jugador que o tenga más cartas, o tenga más puntuación (lo que se haya decidido previamente).

Opinión del juego:

En Match Madness nos ponemos delante de uno de esos juegos rompecabezas de observación espacial donde los jugadores deben reproducir el patrón de una carta que se revela para todos al mismo tiempo. En el momento en que uno de los jugadores lo consigue, se repasa si todo está correcto y si es así, se le da por válido.

Cabe destacar antes de nada que no soy nada bueno en este tipo de mecánicas, me puede la presión y me bloqueo con facilidad, pero también es cierto que cuando uno de esos juegos hace algo especial dentro de tí, es cuando lo disfruto sobremanera.

Y ese algo es la matemática que hay intrínseca en la mecánica. Un grupo de formas geométricas, con dos colores en cada una de sus caras, y dos posibles posiciones cartesianas, hace que el juego adquiera un nivel algorítmico que me encanta. Si, suena aburrido, pero nada más lejos de la realidad.

En mi caso he jugado siguiendo un algoritmo de recorrido, evaluando las posibilidades de cada camino recorrido y por recorrer hasta que no llegaba a puerto y tenia que retroceder. ¿Es la única manera de jugar? Por supuestísimo que no. Hay formas visuales y de explotación de la agudeza que te permiten disfrutarlo igual.

Es perfecto para cualquier edad siempre que sean disfrutones. Con los peques se puede optar por las sencillas, y las de mayor dificultad para gente un poco más mayor. Pensábamos que iba a ser sencillo y las de nivel 5 nos propusieron un buen reto.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.