Hoy descubrimos… Seasons

Se ha convocado a los mejores hechiceros del reino para postularse como el nuevo Archimago en un torneo que dura 3 años llamado Torneo de las 12 estaciones. Todos tendrán que hacerse valer invocando a los elementos en su favor. Equípate bien y abrígate con los mejores ayudantes. Hoy descubrimos… Seasons.

Autor: Régis Bonnessée

Arte: Régis Bonnessée, Xavier Gueniffey Durin, Stéphane Gantiez

Editorial: SD Games

En Seasons nos ponemos en la piel de hechiceros que deberán competir en un torneo que dura 12 estaciones, o lo que es lo mismo, 3 años. En él, los jugadores deberán jugar con sus cristales mágicos, con los elementos y con las cartas que tengan a su disposición, además de jugar los mejores dados en el momento oportuno.

Al principio de la partida se cogen 9 cartas por jugador de entre todo el mazo y se les reparten. Los jugadores las van a escoger mediante un draft y tendrán que revisar que les comben de la mejor manera posible a través de los 3 años. Una vez los tengan, cogerán 3 cartas para cada año y en los años 2 y 3 pondrán una ficha encima.

Hay un tablero circular que indica, entre otras cosas, el paso de las estaciones (invierno, primavera, verano y otoño), y cada una de ellas corresponde a un color. Estos colores también están en los dados, que son los que se tirarán al inicio de cada ronda. Además, cada una de las estaciones tiene un resumen del valor en cristales que otorga cada uno de los elementos del juego (tokens de tierra, agua, aire y fuego).

Al lado de cada una de las estaciones hay que poner los 5 dados de ese mismo color aunque se usen menos en función del número de jugadores. Cuando veamos las acciones entraremos en detalle explicando las caras de los dados.

El objetivo de los jugadores en Seasons es coger la mayor cantidad de puntos de prestigio que otorguen las cartas que jueguen los jugadores y del valor en cristales que tengan al final de la partida. Para ello, irán comprando cartas con los tokens de elemento y haciendo que hagan acciones a lo largo de los 3 años en los que se juega la partida.

Al inicio de la partida, el jugador inicial tira tantos dados como jugadores haya más uno, del color que corresponda con la estación actual, marcada con un cubo negro. Por orden, cada jugador selecciona un dado y lo pone en su tablero personal, y a continuación y también por orden, se ejecutan las acciones posibles.

Lo primero que tiene que ejecutar son las acciones que tiene el dado. Acciones como por ejemplo, coger tokens de elementos, robar cartas del mazo de robo, subir un nivel la cantidad de cartas que puede tener el jugador en juego, o incluso hacer transmutaciones de fichas por cristales, los cuales marcará en el tablero correspondiente, etc. Una de las acciones que aportan los dados es la de sumar cristales en el tablero correspondiente. Estos cristales se van a usar para pagar cartas y servirán como puntos finales.

Cada jugador dispone de un tablero personal donde irá poniendo las fichas de elemento que vaya consiguiendo, teniendo en cuenta que hay un límite de almacenamiento. También encontramos unas acciones que podrá realizar solo 4 veces en la partida y que cada vez que use, aumentará el número de cristales que deberá pagar al final de la partida.

Por último, y como veíamos antes, contiene un marcador del 1 al 15 el cual indica el número de cartas que un jugador puede tener bajadas en su zona de juego.

Y la acción estrella del juego es la invocación de cartas. Seasons tiene muchas cartas diferentes, y tanto si las recibieron en el draft inicial como si las han ido consiguiendo con la acción correspondiente, o con alguna acción de otra carta, para poder aprovechar su beneficio el jugador deberá ponerla en juego.

Para poder hacerlo, deberá pagar los costes de la misma según indique, ya sea con fichas de elementos o con cristales (disminuyendo su valor en el tablero correspondiente.

Las cartas pueden ser de un solo uso, o bien se ejecuta y su efecto dura toda la partida, o bien se pueden ejecutar de manera recursiva en función del tipo que sean.

Los jugadores irán bajando cartas y jugando a través de las estaciones haciendo combos con las bonificaciones que tienen, más las acciones que van realizando y haciendo que los turnos sean lo más productivos posible. Cada una de estas cartas tiene un texto explicativo de lo que ofrece y no deja lugar al error ni a la confusión, y si eso llegase a pasar, el manual trae una explicación detallada de cada una de ellas

AL final de la partida, el jugador que más cristales haya conseguido se proclamará campeón del torneo y se convertirá en Archimago.

Opinión del juego:

Seasons es un juego de reglas sencillas de gestión de recursos y de gestión de mano, donde los jugadores deberán ir combando para maximizar sus oportunidades. 5 reglas y 6 iconos que una vez se aprenden se puede manejar el juego sin problema.

Es cierto que el juego se explica en 10 o 15 minutos y se puede jugar al momento, pero que no os lleve a error, porque en primeras partidas no se va a tener la experiencia suficiente como para dominar las estrategias necesarias. Es decir, la primera vez que juegas no eres capaz de vislumbrar. Además, si tenemos en cuenta que en la primera fase de la partida ya nos obliga a tomar la decisión de que cartas vamos a reservar para el segundo año y el tercer año.

Ese aspecto me parece maraviloso del juego. Seasons llega en un momento de mi vida lúdica y de mis gustos donde aprecio mucho los juegos de cartas y de dados, y este título aúna 2 de mis mecánicas preferidas. Si, es cierto que me encanta la gestión de recursos, pero actualmente siento predilección por las otras dos.

Y de eso, Seasons tiene mucho. Con muy poco (reglamento) nos da un verdadero juegazo donde hay que quemarse el cerebro para poder jugarlo todo y tener el máximo beneficio. Si a esto le sumas la maravillosa producción de componentes que trae, hace un juego maravilloso donde te vas a quedar alucinado por el arte que lleva, algo que a mi me ha fascinado y me deja anonadado.

Pero para que la curva de aprendizaje no sea tan abrupta, el juego propone una lista de cartas iniciales para los mas novatos, una selección de cartas concreta para los que ya hayan jugado previamente a Seasons, y finalmente una versión «normal» donde los jugadores usarán todas las cartas de inicio.

En definitiva, Seasons es un juego que ha estado mucho tiempo difícil de encontrar, y que ahora tenemos la suerte de tener entre manos. Un juego que deja una satisfacción continua al realizar acciones porque siempre puedes hacer algo que te reporte algo que usar más adelante.

Así que por eso, desde aquí no puedo hacer otra cosa que recomendarlo encarecidamente.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.