Hoy descubrimos… Command & Colors: Edad Antigua

Batallas épicas donde recrearemos algunos de los escenarios más importantes de las guerras entre romanos y cartagineses. Estrategia, tensión, suerte, y mucho liderazgo es el que necesitaremos para poder ganar. Hoy descubrimos… Command & Colors: Edad Antigua.

Autor: Richard Borg

Arte: Rodger B. MacGowan

Editorial: Devir Iberia

En Command & Colors: Edad Antigua nos enfrentamos a un wargame cuyo tema son las batallas que hubo entre romanos y cartagineses. A grandes rasgos, los jugadores se pondrán en la piel de una de las dos facciones y mediante unas tropas en el terreno, unas cartas y unos dados, irán ejecutando sus movimientos y ataques mientras juegan sus cartas.

Cada una de las partidas que hagamos representará una batalla famosa de esas guerras, haciendo que tanto la disposición inicial de terrenos, y número de tropas de cada jugador varíe.

El juego es un juego basado en cartas, donde para ejecutar una acción en el tablero tendremos que haber jugado una carta que nos lo permita previamente. Básicamente, y a modo general, las cartas que encontramos hacen referencia a un tipo de tropa y a una de las zonas del tablero, ya sea en cualquiera de los flancos izquierdo o derecho, o la parte central.

Las cartas hacen referencia a acciones que las tropas podrán realizar como Moverse y Atacar, y la cantidad y tipo de tropas.

En cada escenario del juego podremos ver cuales son las condiciones de victoria que tiene, donde la mayoría de las veces será la necesidad de alcanzar un número determinado de estandartes de victoria que se otorgan derrotando líderes o tropas, o también alcanzando ciertos hexágonos del tablero.

El turno del jugador es sencillo en cada una de las rondas se ejecuta siempre de la misma manera. El jugador activo juega una carta de su mano y hace las acciones que le permita. Mueve las unidades adecuadas, y a continuación si se dan las condiciones necesarias, inicia una batalla. Finalmente, roba una carta de mando del mazo central para reponer su mano.

Es interesante destacar que cada tipo de unidad tiene un número de bloques concreto cuando hablamos de unidades completas, con lo que para ganar estandartes de victoria habrá que eliminar a toda la unidad.

En el caso de que se de la opción de hacer un combate se tienen que tener en cuenta varios aspectos. El tipo de tropa que ataca, el tipo de tropa que defiende y los dados de ataque que va a utilizar.

Estos dados tienen diferentes caras que significan lo siguiente:

  • Cuadrado Rojo: el daño se aplica a bloques con este símbolo
  • Triángulo Azul: el daño se aplica a bloques con este símbolo
  • Círculo Verde: el daño se aplica a bloques con este símbolo
  • Espada: ataque general en combate cuerpo a cuerpo.
  • Casco: impacto a un Líder en un combate cuerpo a cuerpo.
  • Bandera: provoca la retirada de la unidad a la que se estaba atacando.

En el momento en que un jugador tiene los estandartes de victoria que reclama el escenario, la partida con su victoria.

Opinión del juego:

Command & Colors es un wargame de bloques donde los jugadores se mueven por un tablero con casillas hexagonales y atacando a las tropas del jugador contario. Un juego basado en cartas donde cada una de ellas jugada aporta unas acciones y un espacio donde poder hacerlo.

Es cierto, y agradezco, que este juego sea uno de los introductorios al mundo de los juegos de guerra, por su sencillez de reglas, por su manual bien estructurado y porque introduce elementos como por ejemplo los terrenos y la línea de visión.

Estos conceptos están muy asimilados por jugadores que estén acostumbrados a juegos de este tipo, pero para los que empezamos o nos atrevemos a meter un pie en ellos, son muchas las cosas que tenemos que llevar.

Porque no es fácil recordar las excepciones que se dan en términos de movimiento, o cuando se puede obviar una retirada provocada por la bandera de un dado de batalla, etc. La parte positiva de manejar un juego con este nivel de excepciones es que se puede aproximar más a la realidad y las condiciones físicas son más cercana a la realidad.

En las primeras partidas me abrumaba el nombre los bloques, el poder identificarlas de manera correcta y el poder generar una estrategia mas o menos efectiva en función de las cartas que iba teniendo en mi mano en ese momento.

Pero es que esto es genial. Es una genialidad de juego. Insisto en que no estoy acostumbrado a este tipo de mecánicas ni de tipología de juego, así que el hecho del descubrimiento es maravilloso. Como mueves, como tienes que pensar en tus acciones teniendo en cuenta que tienes delante, y sobre todo a quién. Que unidades tiene el contrario y como le va a afectar una tirada pobre de dados, que probabilidades de éxito existen.

Si tenéis intención de entrar en algo así, Command & Colors (por lo que he leído) es de los mejores por las razones que precisamente he identificado en mis partidas y plasmado en la reseña. 20 minutos de explicación y a jugar con soltura una primera partida. Eso sí, nada de controlarlo a la primera, puesto que vas a morder el polvo en las primeras ocasiones.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.