Hoy descubrimos… Pequeños grandes dinosaurios

La ciencia ha avanzado de tal manera que es posible algo que parecía una locura: volver a tener dinosaurios vivos. Pero esta vez en nuestra época. Los cuidaremos, los alimentaremos, y los tendremos bien vigilados. Hoy descubrimos… Pequeños Grandes Dinosaurios

Autor: Scott Almes

Arte: William Bricker

Editorial: Devir Iberia

En Pequeños Grandes Dinosaurios el objetivo de los jugadores es ganar la mayor cantidad de puntos de victoria cuidando un rancho de dinosaurios y obteniendo estos puntos a la hora de cumplir contratos, hacer investigaciones científicas y de tener dinosaurios comunes en nuestro rancho.

Cada jugador tiene una carta personal que hace las veces de su rancho. En él tendrá a todos sus rancheros con los que irá haciendo acciones, y adicionalmente tiene un meeple un poco más grande que hace las veces de capataz.

En la misma carta de rancho tenemos unos espacios que hablan de los diferentes tipos de dinosaurios comunes y dan información de la especie en cuestión: cuanto comen, cuantos puntos otorgan.

Una zona de espera, además de una zona de escape de herbívoros y carnívoros que veremos más adelante.

Cada jugador tiene también una carta que representa su isla donde los jugadores irán vallando a los dinosaurios e irán ganando diferentes recursos y aplicando acciones.

Aquí es donde los jugadores criarán a los dinosaurios para luego poder venderlos en función de los contratos tanto públicos como privados y que nos dé puntos. Los contratos públicos son los que forman parte de un pool común en un mercado y el primero que lo cumpla lo puede reclamar.

Puntos que también podremos obtener con las cartas de investigación que nos dan acciones especiales y puntos de final de partida, así que hay que tener en cuenta estas cartas porque pueden ser decisivas.

Cada ronda de juego se divide en 7 fases:

Fase 1: Cada jugador obtiene los recursos de los espacios visibles en su mapa de isla. A continuación, marca esos recursos con las fichas en el lateral de su tablero de rancho.

Fase 2: En esta fase, los jugadores usan sus meeples de ranchero para colocarse en las diferentes acciones disponibles del tablero general.

Cabe destacar que la colocación de un ranchero en una acción no imposibilita que otro jugador se pueda colocar, solo que le costará un ranchero más que el anterior.

Las acciones donde pueden colocarse son:

  • Obtener dinosaurios: siempre y cuando lo permita la tirada de dados. Puede que los caces, que obtengas 2, o que te ataque y tu ranchero salga herido. También está la posibilidad de obtener un dinosaurio pero pagando un recurso extra, en este caso una caja.
  • Obtener recursos: al colocarse en esos espacios se obtiene el conjunto de recursos que muestre la zona.
  • Conseguir vallas: se obtienen vallas para poner en la isla personal de cada jugador, y en algunas ocasiones habrá que pagar con algún recurso extra. Las vallas van a la zona de espera de cada jugador.
  • Jugador inicial: te llevas el token de jugador inicial y puedes mover las vallas a la isla.
  • Zona de espera: permiten algunas acciones llevar a los dinosaurios de la zona de espera a la isla.
  • Cumplir contrario: si reúnes las peticiones que pide el contrato, puedes resolverlo y obtener la cantidad de puntos que otorga.
  • Investigación: permite coger una carta de investigación pagando los recursos adecuados.

Fase 3: recuperar rancheros de las acciones, y en el caso de que haya, los que estén en el hospital por efecto de un golpe de dinosaurio.

Fase 4: Se cogen todos los elementos de la zona de espera y se reorganiza en el mapa. Una vez se ha puesto una valla en la isla, ya no se puede mover de donde estaba.

Una de las restricciones que tiene la colocación de los dinosaurios es que no pueden estar mezclados entre especies, y que tienen que estar vallados.

Fase 5: En esta fase se alimentan a los dinosaurios de la isla pagando los recursos de los que se dispone en el contador.

Fase 6: Los dinosaurios par de cada especie se reproducen y generan un dinosaurio adicional.

Fase 7: es una fase de mantenimiento donde se limpian las cartas del mercado entre otras cosas.

Al final de la 6 ronda, el jugador que tenga más puntos de victoria se proclama vencedor porque se convierte en el ranchero de dinosaurios más reputado.

Opinión del juego:

En Pequeños Grandes Dinosaurios nos ponemos en la piel de rancheros al cuidado de una isla de dinosaurios donde tendremos que criarlos, darles de comer y cuidarlos, para finalmente entregaros como moneda de cambio y obtener así la puntuación que otorga el contrato que se completa.

Este juego es un título de gestión de recursos y colocación de trabajadores donde el tema son los dinosaurios y su gestión dentro de un rancho. Con toques temáticos como la reproducción entre especímenes de la misma especie, o aspectos como el vallado de las parcelas para que no se escapen.

Hay aspectos mecánicos que, a mí, que soy de creerme el tema por encima de todo, me dan cierto gustito, como el hecho de que para ir a la caza de un dinosaurio se haga una tirada de dados para ver si nos da tal zarpazo que nos mande al hospital.

Pero todo eso sirve para que cada ronda no sea mecánica e igual. Es un truco, un elemento de diseño que haga que el tempo de cada ronda sea diferente. Si, y solo con un dado en algo tan bien cerrado y atado como es Pequeños Grandes Dinosaurios.

Objetivos públicos, objetivos privados, cartas de investigación que otorgan puntos al final de la partida… todos son elementos que hemos visto con anterioridad. Pues claro que sí.

Y es que Pequeños Grandes Dinosaurios no viene a revolucionarte nada. Lo que viene es a cogerte por la solapa y a decirte que él hace lo mismo que cualquiera de tus euros de este tipo que puedas tener en tu estantería.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.