Hoy descubrimos… Dinosaur World

Siempre hemos soñado con ser propietarios de un parque de atracciones, de ser los dueños de las decisiones que se toman y poner las atracciones que a uno le gustan. Pero, ¿qué me dices si el parque lo hacemos de dinosaurios? Nada puede salir mal, y no vamos a reparar en gastos. Hoy descubrimos… Dinosaur World.

Autor: Brian Lewis, David McGregor, Marissa Misura

Arte: Kwanchai Moriya, Joe Shawcross, Andrew Thompson

Editorial: Devir Iberia

En Dinosaur World nos vamos a convertir en los constructores y gestores de un parque de atracciones donde exhibiremos dinosaurios para regocijo de los mas fans de estos simpáticos animales. Habrá que llevarlos a través del recorrido sin que pierdan la expectación y se aburran, además de acompañarlos a otras atracciones donde poder ganar dinero.

El juego se juega en un número determinado de rondas que iremos marcando mediante un track, y en cada una de estas rondas los jugadores ejecutarán unas fases que en ocasiones serán por turnos y en ocasiones las podrán realizar todas a la vez.

En el juego disponemos de unos tableros centrales que contienen los diferentes tipos de losetas (isla de atracciones, isla de edificios especiales y la isla de cercado de dinosaurios) que los jugadores podrán ir adquiriendo para colocar en su parque y ampliarlo de esta manera. Además, cuenta con un espacio en una de las islas para colocar los dados de ADN.

Por otro lado, los jugadores poseen un tablero de laboratorio, que hace las veces de tablero de gestión de ADN, seguridad y peligro, además de gestionar el nivel de avance que tiene su jeep (pero de esto os hablaré un poco más adelante), y una loseta que hace de recepción del parque.

Fase 1: Contratar operarios

Cada jugador selecciona una de las cartas de operarios, lo que proporciona ese mismo número y color de meeples para jugar su ronda. Cada uno de los diferentes colores de los meeples servirá para ejecutar una serie de acciones en fases posteriores, con lo que será importantísimo el llevar el control de cuales son los que necesitamos y cuales pueden ser prescindibles a la hora de coger la carta.

Fase 2: Acciones públicas

Esta es una fase donde los jugadores irán por turno eligiendo acciones mientras las puedan ir ejecutando. Lo primero que hay que hacer es sacar una serie de dados de la bolsa y lanzarlos para ver que opciones dan.

Para estas acciones se gastarán una serie de meeples de colores, y en cada una de ellas incluso podemos tener un beneficio si pagamos un extra de un color concreto.

Las acciones que hay son la de obtener dados de ADN, lo que hará que podamos aumentar nuestra reserva para crear dinosaurios más adelante. También podremos construir una atracción simplemente cogiendo la loseta y pagando su coste económico.

Las otras dos acciones son construir un cercado de dinosaurios y un edificio especial. Estas 3 últimas acciones son básicamente construir las diferentes losetas que hay disponibles en el juego.

Fase 3: Acciones privadas

En esta fase los jugadores ejecutan sus acciones de forma simultanea de entre las acciones que tienen disponibles.

Las acciones son hacer combinaciones e intercambio entre el ADN que tienen, o conseguir monedas para su posterior uso.

También es el momento en el que los jugadores pueden usar su ADN para crear dinosaurios y poner en sus cercados, donde luego los visitantes irán a verlos. Por último, pueden aumentar el valor de su garaje para tener más movimiento en la fase de Jeep, o aumentar su nivel de seguridad para que la peligrosidad que hay cuando se añaden dinosaurios no se dispare.

Estas acciones también se van a ejecutar con meeples, por lo que es muy importante saber gestionárselos y no gastarlos en las primeras acciones públicas.

Fase 4: Excursión en Jeeple

Todo el juego ha ido rodando para acabar en esta fase, que es donde los jugadores hacen un recorrido tan largo como su nivel de garaje para ir pasando por las diferentes losetas y obtener los beneficios que ahí se especifiquen. Dinosaur World introduce el concepto del aburrimiento, que es un marcador que vamos aumentando en cada loseta cada vez que la recorremos.

En la gran mayoría de atracciones y edificios ganaremos expectación, pero siempre un total al que le deberemos restar el valor de aburrimiento. Por lo que si ese valor resulta negativo, no ganaremos nada e iremos perdiendo eficacia, con lo que esa loseta dejará de ser atractiva y visitable.

Fase 5: Ingresos y mantenimiento

Esta fase es una fase de mantenimiento donde los jugadores recogen su dinero además de evaluar su nivel de peligrosidad y contrastarlo con su nivel de seguridad del parque. Si la diferencia sale positiva hacia la peligrosidad, ganará determinados tokens de muerte que repercutirá en puntos negativos al final de la partida.

Al final de la 5ª ronda, aquel jugador que haya conseguido más puntos será el vencedor de este maravilloso Dinosaur World.

Opinión del juego:

Dinosaur World es el sucesor de Dinosaur Island, juego de la misma editorial y que ya nos introducía el tema de la gestión de un parque de atracciones de dinosaurios al más puro estilo Jurassic Park.

La grandísima diferencia entre ambos títulos es que la gestión se hace a otros niveles, en los que ya adelanto, me divierto más y me siento más gestor. Si por ejemplo en Dinosaur Island contratábamos especialistas para tener bonificaciones y mejoras en las acciones, en este caso esa gestión se va a hacer con los meeples que vamos obteniendo. Algo que redunda en favor de poder centrarse más en la gestión de los diferentes edificios.

Y es que básicamente el juego va de optimizar el parque. Tener cuidado de que sus recorridos con el jeep siempre tengan un nivel de expectación tal que le repercuta en buenos beneficios económicos, pero sin descuidar nunca la seguridad y la creación de nuevos ejemplares de dinosaurios, donde no nos engañemos, hay un montón de puntos que los jugadores tendrán que ir a buscar.

Al igual que Dinosaur Island, es un juego sencillo de reglas, mecánico en sus fases y de fácil montura, donde lo «único» complicado es gestión muy muy bien los recursos, dejando la interacción entre jugadores de lado porque en ningún momento ni se la ve ni se la espera (más allá de robarse el dado que uno quería o la loseta que a uno le hacía falta).

Pero, ¿eso le resta valor? Bajo mi punto de vista no, puesto que el puzzle a resolver envuelto por una capa de eurogame hacen del juego un título precioso y con una producción elevada. Con dos peros: el primero es la cantidad de mesa que ocupa a 4 jugadores, y el segundo es el tamaño de las fichas de aburrimiento, que son realmente minúsculas.

Por lo demás, un título para los amantes de los dinosaurios y de la gestión, un familiar plus nada complicado y que se le puede sacar a cualquier persona.

Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.