Hoy descubrimos… Regine

La vida en la corte en el siglo XVI es todo un entramado de envidias, de poder y de visibilidad. Para ello hay que tener cuidado con los que se dice, se hace o a quién acercarse. Para eso, es mejor estar prevenidos y ascender al lado de la realeza sin perder la cabeza. Hoy descubrimos… Regine.

Autor: Josep M. Allué, Dani Gómez

Arte: Bea Tormo

Editorial: Devir Iberia

En Regine los jugadores tendrán que intentar ser el primer jugador en conseguir 31 puntos mediante las cartas de sus manos y por rondas. Para ello, cada uno de los jugadores empieza la partida con 4 cartas bocabajo que son con las que empezarán a jugar y la primera de las rondas. Para ver como se desarrolla una ronda se ejecuta de la forma siguiente:

Fase 1: Construcción de la mano.

En esta fase los jugadores van a ir cambiando sus cartas y jugando con ellas para intentar conseguir la mejor mano posible, es decir, la que le lleve a los 31 puntos. En esta fase tiene que hacer una de las acciones disponibles.

  • Cambiar cartas: El jugador puede cambiar las cartas que quiera de su mano por cartas del mazo central.
  • Jugar carta en la mesa: la carta se juega bocarriba o bocabajo. La diferencia es que si la juega bocarriba deberá ejecutar el efecto que lleve impreso en la carta. Estos efectos son desde cambiar cartas, jugar una carta al azar de otro jugador, eliminar la carta jugada de otro jugador, voltear una carta bocabajo de otro jugador, ver una carta del mazo, descartar una carta de la mano de otro jugador o descartar una carta de su propia mano.

  • Pasar: Si un jugador pasa puede seguir haciendo acciones cuando le vuelva a llegar el turno.

Fase 2: Apuestas

En esta fase los jugadores harán apuestas con fichas de puntuación de la reserva atendiendo a las cartas que tienen en combinación en la mesa, tanto reveladas como no. Estas apuestas se hacen sobre las cartas de jugada y aquí está la parte de bluff del juego, porque o bien se quiere ganar esa puntuación o bien se quiere hacer hacer creer a los jugadores que la pueden ganar.

Las cartas de jugada son las siguientes:

  • Reinas: la gana el jugador que tenga más reinas en su combinación. En caso de empate, gana el jugador que tenga en sus cartas la más alta.
  • Bufones: la gana el jugador que tenga más bufones. En caso de empate, gana el jugador que tenga en sus cartas la más baja.
  • Pares: la gana el jugador que tenga más parejas de cartas del mismo tipo, no del mismo número. Pero además, si se juega un trio, gana a una pareja. Y si se juega una doble pareja, ésta gana al trio y por ende a la pareja simple.
  • Juego: la gana el jugador que directamente sume 31 con el valor de sus cartas. Esto hará sumar 2 puntos, pero si nadie lo consigue, el jugador que tenga el valor más alto entre 32 y 40, ganará 1 punto.

Fase 3: Resolución

En esta fase se resuelven las apuestas de cada una de las cartas de jugada, y siempre en el mismo orden (Reinas, Bufones, Pares y Juego). De esta manera se van otorgando puntos a los jugadores que marca la carta, más el valor de las fichas que haya encima.

Después de la resolución se vuelven a coger todas las cartas, se barajan y se vuelven a repartir a los jugadores iniciando así una nueva ronda. Pero si después de la fase de resolución un jugador ha llegado a los 31 puntos, la partida termina y se lleva la victoria indiscutiblemente.

Opinión del juego:

Regine es un juego de apuestas con un toque muy interesante de interacción directa y puñaladas, así como faroleo a la hora de apostar en las cartas de jugada. Se ha presentado como una reimplementación del mus, pero como en mi caso nunca he jugado al mus no puedo hacer la comparativa desde ese punto de vista.

Yo lo he tomado como un juego con partidas que se ventilan en 30 minutos, donde la diversión está asegurada en todo momento porque es de esos títulos donde los integrantes de la partida se van a fastidiar entre si con los efectos que producen las cartas al jugarlas bocarriba. Esto es algo que se tiene que valorar muy bien porque de esa manera se va mostrando al resto de contrincantes que cartas tienen para las combinaciones, y eso no siempre es bueno. Así que habrá que sopesar muy mucho qué queremos mostrar, que queremos decir, y en que momento necesitamos esos efectos por encima de otros.

Un juego de la linea Pocket donde se ve que se ha dado un salto en jugabilidad. Para mi punto de vista, estos nuevos 3 juegos de la linea (véase Regicide, Winter y el propio Regine) van a un público un poco más avezado en el mundo de los juegos de mesa. No mucho, pero lo suficiente como para tener 3 títulos con la suficiente enjundia.

Regine me ha gustado, es de esos juegos de cartas rápidos que personalmente he disfrutado más a 4 jugadores que al resto de números, más que nada por la interacción que se propone. Precio contenido como siempre, y que ocupa muy muy poco en la ludoteca. Nos vemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.